El conseller Mariano Juan, ayer a mediodía explicando el proyecto de la pasarela de 53 metros que unirá Puig d’en Valls y Vila | DANIEL ESPINOSA

5

El conseller de Gestión del Territorio e Infraestructuras Viarias, Mariano Juan, presentó ayer los trabajos que ya se han iniciado para construir una pasarela para peatones y ciclistas que unirá la localidad de Puig d’en Valls e Ibiza. Según Juan, se trata de una obra «muy esperada» por vecinos de la zona que reclamaban esta conexión entre estos dos núcleos urbanos y que recupera el antiguo camino de Quatre Cantons, que quedó en desuso a causa del cinturón de ronda de la EI-20 que rompió la unión física entre Vila y Puig d’en Valls.

Con esta obra se pretende también acabar con el uso que, de manera irregular, hacen algunos peatones que atraviesan un paso subterráneo por donde circula el agua. «Queremos que los vecinos de Villa y de Puig d’en Valls puedan transitar con total seguridad, y esta pasarela les da un paso seguro y rápido a la ciudad», dijo el conseller, que recordó que este proyecto se inició en 2016, «pero en 2019 nos encontramos que estaba paralizado».

La pasarela, que tiene acceso en Puig d’en Valls por la calle Mar Mediterráneo, junto a la zona de las grandes superficies comerciales, y en Vila a través de la calle Alcalde Bartomeu Rosselló Sala, tendrá unos seis metros de altura en el tramo de la carretera y una longitud de 53 metros. Las obras han sido adjudicadas a Hermanos Parrot y Talleres Milan por un importe de 890.000 euros y tienen un plazo de ejecución de seis meses.