Establecimientos hoteleros y de ocio de Sant Antoni confían en la reactivación progresiva de las reservas | Daniel Espinosa

26

El vicepresidente de la Agrupación Hotelera de Sant Antoni, Juanjo Planells, reveló ayer que en los últimos diez días se está notando un ligero incremento de las reservas de clientes británicos ante la previsión de que la situación sanitaria haya mejorado a partir de la próxima primavera y en vista del fuerte avance de la vacunación masiva en el Reino Unido, un mercado emisor clave para esta localidad.

«Dentro de la situación crítica en la que nos encontramos todos, sí que hemos notado un pequeño repunte en las reservas de clientes británicos con respecto a estas fechas de 2020», explicó Planells, aunque recalcó que, aunque no tiene nada que ver con las reservas de 2019, «sí es cierto que desde después de las Navidades y hasta ahora estamos teniendo un incremento».

El portavoz de los hoteleros de Sant Antoni considera, no obstante, que aún habrá que esperar unos días para ver si estas últimas reservas son reveladoras de una tendencia que pueda mantenerse paulatinamente, «pero estamos ligeramente optimistas porque estos indicios son buenos», y confiesa que, durante estos días, «cada vez que entra una reserva, por pocas que sean, es una gran alegría: la gente tiene muchas ganas de venir a Ibiza».

La subida de la libra con respecto al euro es otro de los factores que alientan la esperanza en el sector hotelero de la bahía de Portmany, «lo cual será beneficioso para nosotros porque abaratará el destino», según Planells, que resalta asimismo el gran avance de la vacunación masiva en Reino Unido, que podría alcanzar la inmunidad de rebaño con un 70 por ciento de la población vacunada antes del verano.

«Para que seamos considerados como un destino seguro [con una incidencia del 25% por cada 10.000 habitantes, como establece el semáforo epidemiológico de la UE], tenemos que trabajar mucho y todos», agrega el vicepresidente de la patronal hotelera de Sant Antoni, que subraya que «debe ser un esfuerzo colectivo, y solo conseguiremos que bajen los contagios si tenemos todos conciencia ciudadana; no es solo responsabilidad de los políticos o de los empresarios, somos todos los que nos estamos jugando el futuro de Ibiza», y reitera que «ahora mismo nos sentimos estimulados por este goteo de reservas, es un repunte que esperemos que vaya avanzando, pero lo más importantes es que bajemos la incidencia del virus, y eso es una responsabilidad de todas las personas que vivimos en esta isla».