Algunos de los cadáveres de las ovejas tras el ataque de un perro.

0

Según los indicadores recogidos por el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation, el ganado de Ibiza continúa en caída libre con significativos descensos en el último año que consolidan la tendencia del último lustro en lo referido a la cabaña ovina, porcina, bovina, caprina y de conejos.

Según el informe, desciende también el ganado porcino un 21,8% en 2020 respecto de 2019 y lo mismo ocurre con el número de explotaciones porcinas que, en ese periodo, decreció en un 7,1% para autoconsumo -desde las 42 de 2019 a las 39 del año pasado- y un 0,7% en las explotaciones para venta. El dato positivo es que las cerdas para reposición también aumentaron en 2020 en un 57,1% respecto del año anterior.

En cuanto a ganado bovino, este también decreció un 23,07% en sólo un año pasando de las 117 vacas registradas en Ibiza en 2019 a las 90 de 2020, año que marcó a su vez una caída del 78,97% de la cabaña bovina durante el último lustro. Y, siguiendo con más caídas, aunque no tan dramáticas, el ganado cabrío descendió un 17,8% entre 2019 y 2020, y un 56,06% en comparación con 2015. Pese a ello, también las hembras de reposición en este caso han crecido un 160,3% en 2020 respecto de 2019. La cunicultura, por su parte, está en una situación más o menos estable, con 213 animales frente a los 215 de 2019 mientras que el número de explotaciones creció desde las 76 de dicho año a las 78 de 2020, casi todas ellas de autoconsumo (78 de las 76 registradas).

Entre los datos positivos destaca la helicicultura con el medio millón de caracoles registrado en las 5 explotaciones que había en la isla en 2020, primer año en el que se registran datos de este tipo de animales en Ibiza. Además, la cabaña de abejas ha crecido un 31% en 2020 tanto en de explotaciones para venta, como de autoconsumo. También aumentó en un 27,9% el número de gallinas registradas en Ibiza durante el año pasado respecto de la cifra registrada en 2019.