Reivindicativa muestra de Luis Cabezudo y Jessica Sturgess en Can Portmany

| Ibiza |

Valorar:
Sturgess y Cabezudo en la inauguración.

Sturgess y Cabezudo en la inauguración.

Daniel Espinosa

El Espai Cultural Can Portmany de Sant Rafel acoge hasta el próximo 27 de junio una exposición conjunta compuesta por pinturas de Luis Cabezudo y esculturas de Jessica Sturges.

Para la ocasión el artista madrileño presenta siete obras de distintos formatos elaboradas sobre papel y cuatro collages de su serie Road Kill creadas sobre técnica mixta, como el polvo de grafito, la serigrafía o la caligrafía, y en las que lleva trabajando desde hace tiempo y que definió a Periódico de Ibiza y Formentera como «lo que atropellamos, lo que nos llevamos por delante».

Luis Cabezudo. Nacido en Madrid empezó a dibujar y pintar desde muy niño inspirándose en personajes como Cristian Domecq, Pérez Villalba, o Barry Flanagan. Autodidacta, aunque con alguna formación en Bellas Artes, forma parte de AMAE con la que ha participado en varias exposiciones colectivas de la isla.

En este sentido, el pintor aseguró que el origen de estos trabajos «es la observación de animales atropellados en las carreteras». Algo que le condujo «a una reflexión sobre la muerte, las líneas y las fronteras y a una búsqueda para mostrar una realidad invisible» que empezó a plasmar gráficamente 2004 cuando trabajaba en un taller textil y empleaba los retales que quedan al patronista para añadir dibujos sobre las telas de seda y sobre ellos collage». El resultado son obras que llevan por nombre Gato atropellado, Perro atropellado o Vaca atropellada.

Por otro lado, Cabezudo también utiliza papiros egipcios en donde «abstrae las formas y desaparece el collage». En ellos «trabaja sobre patrones erráticos, basándose en la teoría de los números complejos del matemático alemán Riemann» y por ello «realiza, a partir de fractales girados, dibujos, trazos y caligrafías».

Por último, el pintor madrileño destacó que su proceso creativo es muy lento ya que se basa en la respiración, la meditación y la contemplación. Además, al ser daltónico «destaca mucho la belleza de los colores vivos, como hacían los fauvistas, un movimiento de vanguardia de principios del siglo XX».

Mientras, la artista de padres ingleses nacida en la localidad alicantina de Jávea, Jessica Sturges, presenta en la exposición siete esculturas. Algunas son de cerámica coloreada al horno y otras, por primera vez en su trayectoria, de resina.

Según confirmó a este periódico, todas las obras representan la posidonia ya que su inspiración «surge de sus inmersiones en el fondo del mar» como ha quedado reflejado en los retratos que en otras ocasiones ha hecho de muchos animales del hábitat marino. Además, tienen un aire reivindicativo y una relación con las pinturas de Cabezudo «ya que el fondo del mar también está siendo atropellado, en el sentido de destruido y agredido».

Jessica Sturgess. Tras crear personajes de cartón siendo muy joven y vivir en la India durante años llega a Ibiza en 1990 donde tuvo una gran relación con Barry Flanagan. También pertenece a AMAE y ha expuesto de forma colectiva.

Asimismo, en la exposición Sturgess rinde homenaje al artista irlandés Barry Flanagan con el que aprendió sus técnicas. Algo que hace con una instalación en toda la sala que refleja una red de pescadores colocada alrededor de las obras, «imitando la cuerda que colocó del mismo modo Flanagan en una exposición en el Tate Britain y que significaba la cuerda que nos ata a la vida y en el caso de Can Portmany la red que nos atrapa en la vida».

--------------------------------------------------------------------------------------------------

* Muestra de Jessica Sturgess y Luis Cabezudo. Can Portmany (Sant Rafel). Hasta el 27 de julio de martes a sábado de 18.00 a 21.00 horas y domingos de 12.00 a 14.00 horas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.