Imagen de archivo varios taxistas en la parada de Santa Eulària. | ARCHIVO

0

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha aprobado en la mañana de este jueves por unanimidad la propuesta del Equipo de Gobierno para reactivar las 50 licencias estacionales que contemplaba el último Plan de Actuación en materia de Transporte, según ha confirmado el Consistorio en un comunicado este jueves.

Todos los grupos han coincidido en la necesidad de aplicar esta medida ante el incremento de la llegada de visitantes de forma que se garantice la prestación de este servicio público. Los adjudicatarios de estos permisos temporales podrán empezar a trabajar el 15 de julio y hasta el 15 de septiembre, con la posibilidad de ampliar un mes más la actividad en caso de que se mantenga una demanda alta.

Tras constatar que se está produciendo un incremento de la presencia de visitantes en el municipio, se ha decidido la convocatoria de este pleno extraordinario y urgente con el fin de poder revocar el acuerdo del pleno de 29 de abril por el que se suspendía el Plan de Actuación en materia de Transporte Público de viajeros para los años 2018-2019 que había sido prorrogado y que estaba en vigor.

La fórmula elegida permite reactivar las licencias de forma ágil manteniendo la mayoría de las especificaciones del plan anterior y adaptándolo en aquellos puntos necesarios para que responda a las necesidades de la situación actual. Así, el documento aprobado hoy incluye la modificación de la vigencia de las autorizaciones estacionales, pasando de dos turnos a uno sólo con una duración entre el 15 de julio y el 15 de septiembre, con la posibilidad de ampliar la duración un mes más en función de la situación del servicio.

También se plantea el cambio del momento del pago del canon que se debe abonar por las licencias. Si en la redacción anterior se tenía que pagar como condición previa a poder empezar a trabajar, ahora se permite a los titulares de los permisos temporales el poder iniciar su actividad y pagar una vez haya finalizado la temporada. Igualmente, se acuerda notificar a los titulares de las autorizaciones estacionales la activación de las mismas a la mayor brevedad posible, con indicación expresa de que, si desisten de explotarlas, no tendrán penalización alguna ni perderán el depósito realizado en su día.

Por último, se faculta a la concejala de Movilidad, Antonia Picó, a adoptar, en función de la evolución de la demanda turística y de la situación epidemiológica, cualquier actuación que afecte a la prestación del servicio.