Ayuntamiento de Sant Josep. | ARCHIVO

0

El Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia amplía el servicio de asistencia psicológica que se presta a través de los Servicios Sociales municipales con un refuerzo de la atención que se prestaba hasta ahora, según ha informado el Consistorio este jueves en un comunicado. Así, se acaba de formalizar el contrato público para ampliar hasta las 15 horas semanales las consultas psicológicas.

Esta decisión se ha tomado raíz de detectar una mayor demanda de asesoramiento psicológico entre las personas usuarias del departamento, en la situación de aumento de los cuidados que se prestan a la población desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia.

«El Ayuntamiento quiere estar al lado de la ciudadanía y aportar todo lo que esté en su mano para hacerle lado en una situación complicada como la que padecemos, por eso mantenemos el compromiso de ajustar los recursos a las necesidades de la población », ha dicho el concejal de Bienestar Social, Patxi Vives.

En esta línea, la asistencia psicológica se plantea en el marco de un trabajo interdisciplinario con las personas en coordinación con el equipo de Servicios Sociales municipales, al que prestará orientación y asesoramiento. La principal asignación que tendrán los profesionales que presten el servicio será el estudiar y valorar los casos que se les soliciten para hacer el diagnóstico de la persona usuaria. Esto implica también la intervención individualizada y o familiar que pueda requerir cada caso, además de una intervención grupal a personas afectadas de una problemática común, si se considera.

De este modo, el objetivo es facilitar la toma de conciencia de la problemática que atraviesa la persona, facilitar y promover el acceso a recursos especializados a las personas que presenten problema de salud mental y orientar y apoyar a las familias en situaciones de dificultad de convivencia con personas afectadas de problemáticas psicológicas.

El trabajo que se realice con las personas usuarias buscará ofrecer un espacio terapéutico a las personas que se encuentren en una situación de dificultad social, crisis, problemas emocionales, procesos de duelo, aislamiento y soledad, sobrecarga por cuidado de familiares dependientes, siempre en procesos de intervención social.

El servicio se prestará a cualquiera de las Unidades de Trabajo Social (UTS) del municipio siempre entre las 8 y las 20 horas, adaptándose en lo posible a las necesidades y de manera coordinada con los Servicios Municipales.

«Con esta herramienta que incorporamos a los Servicios Sociales de Sant Josep, se refuerzan sus recursos para atender toda la variedad de problemáticas que les llegan, con la idea de poderlas abordar con un buen arsenal de respuestas adaptadas a cada persona», ha insistido Vives.