La Virgen del Carmen es muy querida en Ibiza y Formentera tanto por pequeños como por mayores. Las celebraciones ayer en es Cubells y Sant Antoni fueron muy emotivas.

0

Las celebraciones en honor a la Virgen del Carmen prosiguieron ayer en es Cubells y Sant Antoni, donde decenas de vecinos disfrutaron de la misa solemne, las procesiones por tierra y, sobre todo, la marinera. Este año, además, es muy especial ya que debido al covid en 2020 se suspendieron los actos. Como suele ser tradición, por la mañana se celebró la misa en honor a la Virgen del Carmen en la pequeña parroquia de es Cubells, una localidad que siente verdadero fervor por la Virgen del Carmen.

Tras la homilía llegó el momento de la procesión terrestre hasta bajar a la pequeña calita de la zona para embarcar a la Virgen y así proseguir con la procesión marinera, donde se lanzaron flores en honor a los desaparecidos en el mar. Por la tarde, fue el momento de disfrutar de la celebración en Sant Antoni. A las 20.00 horas dio comienzo la misa solemne, que fue seguida de procesión terrestre y se lanzaron coronas de flores al mar en honor a los desaparecidos. Posteriormente, hubo una demostración de ball pagès.