El detenido fue puesto a disposición judicial por la Policía Nacional. | Daniel Espinosa

0

La juez de guardia en Ibiza ha decretado un auto de prisión provisional para el hombre detenido el lunes por un delito de homicidio en grado de tentativa después de atacar con una motosierra a un vecino del barrio de la Marina, en Ibiza.

Tras pasar tres noches en dependencias policiales, el individuo fue puesto a disposición judicial durante la jornada del jueves. Según informaron fuentes judiciales, el hombre cuenta con antecedentes penales por otros hechos delictivos.

El detenido, de 52 años y nacionalidad española, se negó a declarar ante los agentes durante las cerca de 72 horas que permaneció en comisaría como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa. Tras comparecer ante la juez de guardia fue trasladado al Centro Penitenciario de Ibiza.

Tarde de tensión y pánico

El hombre fue reducido y detenido la tarde del lunes después de protagonizar un violento episodio en la calle d’Enmig, localizada en la Marina.

Los hechos ocurrieron en torno a las 17.00 horas cuando el ahora encarcelado, en actitud muy violenta, salió a la calle amenazando a otro vecino con un cuchillo. Poco después, entró en su casa y salió nuevamente, pero esta vez iba armado con una motosierra encendida.

El individuo, que ocupaba una casa de la calle Vicent Soler desde hace meses, golpeó varias veces una mesa del local donde estaba la víctima y se refugió en la casa que, según señalaron los vecinos, ocupaba desde hacía varios meses.

Tal y como relataron varios vecinos a Periódico de Ibiza y Formentera, el agresor llevaba todo el día «muy nervioso y agresivo». «Salió a la calle empuñando un cuchillo y amenazando al chico. Gritaba mucho y se encaró hasta que se metió en el portal y volvió a salir alzando la motosierra encendida. No le alcanzó pero fueron momentos de pánico», apostillaron los testigos.