Denunciadas 29 personas por realizar fiestas ilegales en casas de campo en Ibiza

| Ibiza |

Valorar:
Naihara Cardona y Mariano Juan durante la rueda de prensa de este jueves en la sede del Consell de Ibiza.

Naihara Cardona y Mariano Juan durante la rueda de prensa de este jueves en la sede del Consell de Ibiza.

Consell de Ibiza

El departamento de Lucha contra el intrusismo del Consell Insular de Ibiza ha presentado este jueves las conclusiones del Plan Piloto de apoyo a los Ayuntamientos en la lucha contra las fiestas ilegales, por las que la institución insular contrató durante el mes de agosto un equipo de rastreadores que ha detectado y actuado en un total de siete fiestas y en la que han identificado a un total de 29 personas como responsables de las mismas. En todos los casos se dio aviso urgente a la Policía Local correspondiente, pero la falta de efectivos y la legislación anticuada han provocado que la policía sólo pudiera disolver una.

En total se han detectado cuatro fiestas en Sant Josep, dos en Sant Antoni y una en Santa Eulària. Ninguna de ellas a una vivienda con licencia de comercialización turística. En estas fiestas se han recogido los datos de 29 personas, 17 relacionadas con la recaudación y 12 con la logística, que han sido denunciadas a los ayuntamientos correspondientes, al Govern balear por el incumplimiento de la normativa Covid-19 y, en el caso de las personas encargadas de la recaudación, también a la Agencia Tributaria.

De la actuación de los detectives, el conseller de Lucha contra el intrusismo, Mariano Juan, ha explicado que se extraen tres conclusiones: la falta de efectivos policiales, la necesidad de cambiar las actuales leyes y que ninguna actividad ha sido realizado en una vivienda turística. Al primer respecto, Juan ha insistido "a todas las fuerzas políticas del Parlamento de las Islas Baleares, que apoyen aquellas iniciativas que sirvan para aumentar las plantillas de policías locales y de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Ibiza". Respecto del cambio normativo, el conseller ha explicado que "un ayuntamiento ha pedido más tiempo, pero confiamos en poder elevar, la próxima semana, el Govern balear la propuesta de cambio normativo que fue presentada hace un mes a ayuntamientos, policías locales, mesa de diálogo social y grupos políticos, y que prevé más sanciones para los infractores y la posibilidad de que la policía local pueda entrar en un lugar donde se está haciendo una fiesta ilegal y que, es obvio, no es un domicilio".

Finalmente, respecto de que ninguna vivienda fuera turística, el conseller ha recordado que "las fiestas ilegales en cuanto a incumplimiento de la normativa autonómica Covid-19 y de la Ley de Actividades no son en ningún caso una infracción competencial del Consell de Ibiza, pero lejos de dar la espalda a los ayuntamientos hemos decidido actuar y ayudar. Ahora el Govern balear y los consistorios deberán instruir estas denuncias y hacer las investigaciones adecuadas".

Por su parte la directora insular Naihara Cardona ha explicado que el anuncio de la puesta en marcha de esta prueba piloto tuvo efectos disuasorios, "tal como ya explicaron las policías locales en una reunión previa a la entrada en marcha de este servicio ", y como han constatado los propios rastreadores que, en su informe, manifiestan que "algunos promotores de fiestas creen que la policía los está vigilando y, incluso, aseguran haber visto en prensa que infiltrarán detectives privados extranjeros".

Por otra parte, Cardona ha puesto un ejemplo de una persona que se dedica a la promoción mediante grupos de WhatsApp de fiestas ilegales, que trabaja bajo el seudónimo de Anita Dinamita, y que ha realizado venta de entradas a los rastreadores contratados por el Consell de Ibiza, con el agravamiento de haber referido ser trabajadora del Servicio de Salud de las Islas Baleares. Por este motivo "pondremos en conocimiento del Govern balear este caso concreto, para en su caso realizar alguna investigación interna".

Por todo ello, el conseller Mariano Juan ha calificado la prueba piloto de "muy satisfactoria" y ha adelantado que "todos los ayuntamientos, por unanimidad, han pedido su continuidad el próximo año". Por eso el conseller ha avanzado que esta presencia de rastreadores será más duradera en el tiempo y más intensa a partir del próximo año, para seguir ayudando a los ayuntamientos en esta lucha.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

wood
Hace un mes

Una presunta trabajadora del IB-Salut vende entradas a fiestas ilegales en Ibiza Bajo el pseudónimo Anita Dinamita en redes sociales, ha comercializado entradas de al menos tres fiestas ilegales y es administradora de un grupo de Whatsapp. (Diario de Ibiza).
Valoración:14menosmas

Nerea
Hace un mes

Han actuado en un total de SIETE fiestas en todo el mes de agosto. Cuando al día por todos es sabido de grupos de WhatsApp o Telegram que hay 20 ó 30 fiestas diarias. Le ha costado más al Consell las nóminas de los rastreadores que la recaudación de las 29 sanciones. BRAVO, Encima dan una rueda de prensa, para contar el ridículo que han hecho. Nos tratan como a imbéciles.
Valoración:26menosmas

PEPE
Hace un mes

7 fiestas? 2 en San Josep? 😅😅😅😂😂😂 Cada día queda más claro que los políticos crean chiringuitos como este del intrusismo, que si bien es del todo necesario y justo, sin los medios adecuados resulta totalmente inútil. Los políticos lo saben (que no tienen fondos para ello) y aún así lo venden a bombo y platillo. Moraleja, problema resuelto ninguno, y publicidad electoral al bolsillo.
Valoración:15menosmas

Cobafo
Hace un mes

De traca, ni con un organo creado por el consell pueden parar las fiestas ilegales. Solo consiguen parar 1 de 7, que clase de locura es esta? Imaginaos ahora si el que denuncia es un vecino, se rien en su cara...
Valoración:16menosmas

Claudia
Hace un mes

Por fin alguien hace algo, los ayuntamientos mirando a otro lado y el Govern ibiza se la trae al pairo. Más políticos como estos
Valoración:11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1