Zonas como Port des Torrent están muy animadas durante estos días. | Irene Arango

1

Las vacaciones escolares de octubre en Reino Unido, conocidas como autumn half-term holidays, han permitido que la temporada turística se alargue hasta finales de octubre en algunas zonas de la isla de Ibiza. No es una novedad, pues se trata de algo que sucede cada año por estas fechas. Sin embargo, en este anómalo 2021, sí que se trata de una noticia positiva para un sector en el que han abierto sus puertas menos de un 80% de los establecimientos que conforman la planta hotelera de la isla.

En estos días, en lugares como Port des Torrent no parece que octubre esté a punto de acabar. Hoteles como el Sirenis Seaview, con 476 habitaciones, operan a pleno rendimiento, con una ocupación de más del 80%. Así lo confirmó ayer el director general de la compañía Sirenis, Pedro Matutes, quien explicó que «el mercado familiar sigue funcionando». En este caso, «es gracias a las vacaciones escolares que tienen ahora en Reino Unido».

Matutes recordó que este turismo familiar británico suele visitar Ibiza por estas fechas debido a esos días libres en los colegios. Pero, en esta temporada de 2021, se ha sumado el hecho de que muchas de estas familias no viajaron en verano «por cuestiones como el semáforo COVID o los tests que se tenían que hacer». Todo esto, añadió, «tuvo un gran impacto en el turismo familiar», que ha provocado que la temporada en Ibiza «sea rara».

Cambio de un año a otro
Las restricciones por la pandemia han provocado que el turismo familiar británico, uno de los mercados principales para Ibiza, sufriera un notable descenso el pasado verano. Sin embargo, la flexibilidad con la que el Reino Unido encara ahora la situación les ha permitido aprovechar estas vacaciones escolares de octubre para viajar a Ibiza. «Mucha gente tenía ganas de venir», concluye Pedro Matutes, «y creo que se puede decir que octubre ha sido un mes bastante correcto».

Por su parte, el gerente de la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif), Manuel Sendino, no se mostró tan optimista como Matutes. Sendino señaló que está siendo un buen fin de temporada para «los establecimientos que están abiertos,» pero dejó también claro que «no son muchos». «Octubre», recordó, «es siempre un mes a la baja. Otra cosa es que haya hoteles que tengan días en los que están más o menos llenos».

El gerente de los hoteleros pitiusos admitió que esta temporada de 2021 ha tenido mejores resultados de lo inicialmente esperado. Eso sí, también recordó que cerca de un 20% de la planta hotelera ibicenca no ha podido operar estos meses. «Para los hoteles que están abiertos, ha ido mejor de lo esperado», señaló al respecto, «ahora la gente se ha animado a viajar porque el Reino Unido ha abierto la mano para los viajes internacionales pero esto no ha sido realmente significativo para Ibiza en general, aunque sí para quienes trabajan sobre todo con el mercado británico», añadió.

Sendino, finalmente, se mostró muy prudente con respecto al optimismo con el que algunos encaran la temporada turística de 2022. El gerente de la patronal hotelera apuntó que, en estos momentos, «ya hay otra ola de coronavirus». Admitió que «ahora hay menos incertidumbre y más esperanza» pero incidió en que es necesario mantener la «prudencia».