Cuatro de las 108 enfermeras que tomaron posesión ayer de su plaza. | Daniel Espinosa

6

La «competición entre territorios» podría ser una de las causas por las cuales es complicado atraer a las Islas a profesionales de la Sanidad, según dijo ayer en Ibiza la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez.

Sea como fuere, octubre comenzó en Ibiza con 52 enfermeras menos. El PP denunció entonces que las condiciones ofrecidas a estas profesionales eran «totalmente precarias», lo que complicaba poder completar las plantillas. El Área de Salud de las Pitiusas reconoció ayer el «bajón» sufrido en el número de enfermeras, aunque en estos momentos la plantilla está contratada en su totalidad. «Intentamos cubrirlo todo al cien por cien, vacaciones o permisos», señalaron.

Durante su visita, la consellera Patricia Gómez aseguró que, con la mejora de la situación epidemiológica, podrán hacer procesos de contratación «más estables y amplios» a los sanitarios incorporados en los últimos meses.

«En otros momentos la gente se marchaba de su comunidad porque no encontraba trabajo. Ahora las enfermeras pueden trabajar también, igual que los médicos, en sus zonas de origen o en cualquier comunidad. Eso es una dificultad añadida para el Área de Salud de las Pitiusas», explicó.

Ante ello, reconoció que están trabajando en mejoras retributivas, laborales y en procesos de oposición, así como en la mejora del entorno para hacer atractivo el destino y que los profesionales deseen quedarse sin especificar cuáles.

Precisamente, el Área de Salud de Ibiza y Formentera celebró ayer en Can Misses el acto de toma de posesión de plazas fijas de 108 enfermeras y 23 matronas que han superado el concurso oposición.

«Sumamos gente»
Los responsables sanitarios valolaron que esta consolidación de puestos puede ayudar a mantener las plantillas «porque sumamos gente que coge plaza y viene de otros puntos de la Península», según explicó la directora de Enfermería, Noelia Azqueta, que recordó que el 4 de noviembre es la fecha límite para la consolidación de plazas. En esta ocasión, unas «10 o 12» profesionales han llegado desde otras comunidades.

Entre enfermeras, matronas o técnicos de laboratorio, la plantilla del Área de Salud alcanza los 1.200 sanitarios. El 80% de este personal es fijo. El objetivo, reconoció Azqueta, es llegar al cien por cien, por lo que volverán a convocarse oposiciones para enfermeros y técnicos.

Gómez consideró que ayer era un día para «agradecer» la labor de los enfermeros «que están muy cerca del paciente», algo que se ha podido comprobar durante los últimos meses debido a la pandemia. «A pesar de ella, seguimos adelante con todos los proyectos y podemos continuar impulsando servicios como hicimos con la hemodinámica o el nuevo centro de salud de Can Misses. Ello es gracias a un excelente equipo directivo, que gestiona el Área de una manera muy eficiente, y del compromiso de todos los profesionales que participan», aseguró Gómez.

Desde Salud explicaron que, del total de enfermeras que han logrado oposición, 78 plazas corresponden a Can Misses; 27 a Atención Primaria y tres al hospital de Formentera. De las 23 plazas de matronas, 20 estaban convocadas en los hospitales pitiusos y tres en Atención Primaria.

Asimismo, destacaron que desde octubre de 2020 se han consolidado más de 200 puestos de trabajo a través de oposiciones. Entre ellos, 13 médicos de Atención Primaria han conseguido plaza fija.

Durante el acto celebrado en Can Misses, la gerente del Área de Salud, Carmen Santos, señaló que la convocatoria de oposiciones «es la manera óptima de asegurarse enfermeras con una gran cualificación y de fidelizarlas con una plaza en propiedad. Así, se garantizan las mejores condiciones para la progresión de su carrera y se consolidan unas categorías imprescindibles para la actividad asistencial y quirúrgica», concluyó.