El simulacro general de emergencia se ha realizado este martes en el aeropuerto de Ibiza. | AENA

0

El aeropuerto de Ibiza fue el escenario ayer de un simulacro general de accidente aéreo para evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en el Plan de Autoprotección.

Según informó AENA en un comunicado, el ejercicio simuló un accidente de un avión comercial con 15 ocupantes, 12 pasajeros y 3 miembros de la tripulación, que se había salido de la pista y se había incendiado, tras impactar con un dron durante las maniobras de aterrizaje.

El Centro de Coordinación y Operaciones del Aeropuerto de Ibiza activó el Plan de Autoprotección y avisó a todos los colectivos externos e internos implicados en la emergencia.

En el lugar se constituyó el Puesto de Mando Principal y Avanzado, al que se sumaron todos los agentes implicados y se activó la sala para ilesos y para familiares.

El balance final de víctimas del ejercicio ascendió a 9 pasajeros heridos y un fallecido.

Reacción y respuesta
Con este ejercicio, la terminal ibicenca cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en materia de planificación de emergencias en los aeropuertos.

Durante el ejercicio se ha podido comprobar también el grado de conocimiento e integración de los diferentes colectivos implicados y sus tiempos de reacción y respuesta.