Pepita Costa, en una imagen de archivo. | Daniel Espinosa - Archivo

0

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) está «expectante» ante lo que supondrá en los colegios y para los alumnos la campaña de vacunación que arranca el miércoles para niños de cinco a once años.

La presidenta de la FAPA, Pepita Costa, manifestó este lunes que la llegada de las vacunas para los más pequeños es un «hecho muy positivo», puesto que así lo demuestran las evidencias científicas. También consideró que las actuales cuarentenas y situaciones de contagios podrán reducirse cuando exista un elevado número de alumnos vacunados.

«En principio, lo valoramos positivamente y estamos de acuerdo con lo que manifiesten las autoridades sanitarias», reiteró Costa. Según datos recogidos hasta el viernes 3 de diciembre, en los centros educativos de Baleares el número de contagios continúa siendo bajo, con un 0,19 por ciento de alumnos positivos. En las Pitiusas, hasta la pasada semana había 17 grupos en cuarentena.

La presidenta reconoció que algunas familias han expresado dudas sobre la vacunación de sus hijos, algo que «entendemos perfectamente, pero no somos nadie para decir a los padres qué tienen que hacer con sus hijos».

«Estamos expectantes ante lo que supondrá; ver si podremos desterrar la mascarilla del patio poco a poco cuando haya realmente un porcentaje del alumnado vacunado», declaró la presidenta.

La FAPA también valoró los nuevos protocolos Covid en las aulas anunciados por el Ejecutivo de Francina Armengol. En este sentido, Costa insistió en que «es positiva cualquier medida encaminada a garantizar la seguridad de los niños y su derecho a la educación y, a partir de ahí, hay que aceptar lo que las autoridades sanitarias decreten porque se ha demostrado que las medidas han funcionado hasta ahora».