Imagen de los premios que se repartieron ayer durante la ceremonia de aniversario. | Marcelo Sastre

0

El Club Colombófilo Portmany reunió ayer a más de un centenar de personas en el bar El cruce, en Sant Rafel, con motivo de la celebración de su 50º aniversario y para entregar cerca de 150 trofeos de 2020 y 2021, teniendo en cuenta que parte de las competiciones de 2020 tuvieron que suspenderse debido al estado de alarma decretado por el Gobierno para luchar contra el coronavirus.

Además, la directiva del club, formada por José Prats, Antonio Juan Escandell y Ramón Fiona, entre otros, acercó varias palomas al bar para rifar una de ellas. Las otras serán subastadas hoy, en el colombódromo, a las ocho de la tarde. Según explicó Prats, fueron cedidas por un prestigioso colombófilo portugués y no se trata de animales adultos, sino que son aún pichones. De hecho, abundó, tampoco está pensado que vayan a ser entrenadas, sino que por su precio –100€ la paloma– normalmente se dedican a la reproducción.

En cuanto al dinero obtenido en la subasta, se quedará como un fondo para el club para poder promocionar este deporte.

El Club Colombófilo Portmany entrena a las palomas en la isla de Ibiza, entre Platges de Comte, Cala Tarida y Muelles de es Botafoc, y este año tiene previsto añadir dos sesiones en Formentera antes de partir hacia Alicante, donde se culminará la preparación anterior a los concursos. La paloma que consigue orientarse y volver del entrenamiento ya se considera adulta y puede participar en las diferentes modalidades, que van desde los 200 hasta los 800 kilómetros. Para poder controlar su llegada, a cada una se le coloca un chip.

El club cuenta con 18 miembros y, junto con el Club Santa Eulària y el Club La Ibicenca, conforman la Fundación Ibiza, nombre con el que concursan a nivel oficial.