Jornada de vacunación de niños en Ibiza. | Sergio Cañizares

91

Un grupo de cuatro antivacunas, entre quienes se encontraban el médico negacionista expedientado de Formentera, accedieron ayer por la tarde a Can Misses para hablar e increpar a quienes habían ido a vacunarse. Al comprobar lo que estaban haciendo, el equipo de seguridad del hospital les pidió que se identificaran, a lo que se negaron y fue entonces cuando se llamó a la Policía Nacional, que sí que los identificó y tomó sus datos. Este grupo de cuatro negacionistas, además, grabó a los profesionales del hospital que ayer por la tarde estaban trabajando.

Los hechos sucedieron ayer a media tarde y varios padres y madres se asustaron al comprobar que estas personas increpaban y asustaban a los pequeños que habían acudido a vacunarse.