2

La Asociación de Madres y Padres del CEIP Can Misses, situado justo enfrente del hospital ibicenco del mismo nombre, han llevado a cabo una original iniciativa durante estas fechas de Navidad que se acaban de terminar.

Bajo el argumento y la idea «de que la magia no se pierde a ninguna edad» prepararon una gran sorpresa para el regreso a las aulas después de las vacaciones, este pasado lunes. Consistió en una gran cantidad de juguetes educativos que sus Majestades de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, dejaron en la entrada del centro para todos los niños que allí estudian.

Además, según informó ayer la propia APIMA del colegio a Periódico de Ibiza y Formentera la idea tenía como objetivo fundamental «incluir en todas las aulas del colegio un nuevo espacio lúdico educativo, donde los niños aprendan jugando, y al mismo tiempo consolidar la estrecha relación que mantienen durante todo el año las familias con la dirección, el profesorado y la comunidad educativa».

125 juegos lúdicos y educativos
En total se prepararon 125 juegos con el único requisito de que fueran de carácter lúdico y educativo y adoptados a cada una de las edades de los chicos que acuden al CEIP Can Misses y la idea «fue un gran éxito» resultando además una gran sorpresa que los estudiantes descubrieron «súper ilusionados».

Entre los juguetes había desde los que son aptos para P3 hasta los mayores de 6º de Primaria, incluyendo temas tan diversos como las Ciencias naturales, las Matemáticas, la Lógica o los idiomas castellano, catalán o inglés.

Para conseguirlo, la AMIPA ha realizado un importante esfuerzo económico gracias a la colaboración de buena parte de los padres y las madres. Así, gracias a todos, se consiguió recaudar para la iniciativa 2.134 euros.