El resultado de un test de antígenos.

16

Ibiza y Formentera registraron este sábado un total de 478 positivos: 451 en Ibiza y 27 en Formentera, según los últimos datos publicados por la conselleria balear de Salud en su visor covid. Esta cifra muestra una disminución de los nuevos contagios puesto que, desde hace varias semanas, las infecciones sobrepasaban los 500 casos. Hace dos días incluso se llegaron a superar en las Pitiusas los 700 nuevos positivos por COVID-19 en una jornada.

Estos 478 positivos hacen que el número de contagios activos en Ibiza y Formentera aumente hasta los 7.563. Esta cifra supone un nuevo récord en esta sexta ola de la pandemia.

El número de hospitalizados también aumentó este sábado. Según fuentes del Área de Salud de Ibiza y Formentera, hay 49 personas ingresadas, una más que el viernes. Este aumento se concentra entre los más graves, los que están en unidades de críticos. En esta situación se encuentran siete afectados: seis en centros hospitalarios de Ibiza y uno en Son Espases.

También aumentaron los pacientes bajo seguimiento de Atención Primaria, en total 7.096 personas. En Formentera, mientras tanto, los confinados leves suman 419 personas, lo que supone un aumento de 23 respecto al viernes. En Ibiza, por el momento, se han aplicado 236.967 dosis, lo que significa que 119.376 personas ya han completado su proceso de vacunación. En Formentera, por su parte, 16.917 dosis han sido inyectadas, por lo que ya 9.737 personas han recibido la pauta completa y 10.100, al menos, una dosis.

Por su parte, en Baleares, la Conselleria de Salud notificó este sábado el fallecimiento de tres pacientes de COVID-19, con lo que la cifra de decesos asciende a 1.088 desde que empezó la pandemia, en una jornada en la que las UCI de las islas han alcanzado nivel de riesgo «muy alto» con una ocupación del 25,5 % y 86 pacientes ingresados.