Un test de antígenos. | Toni Planells

68

A la espera todavía del pico de esta sexta ola, continúan aumentando los casos activos de coronavirus en las Pitiusas. Sin ir más lejos, ayer se registraron 668 nuevos positivos, de los que 630 se notificaron en Ibiza y 38 en Formentera. Con estas infecciones, las islas superan ya los 8.500 contagios activos, en concreto 8.539, según los datos publicados por la Conselleria balear de Salud.

Este aumento, aunque mucho más ligero, también se refleja en las hospitalizaciones.

Hospitalizados
Si la semana pasada en Ibiza y Formentera se registraron 31 pacientes ingresados, 27 de ellos en planta y cuatro en UCI, ayer el Área de Salud informó que hay un total de 58 hospitalizados, de los que ocho de ellos están críticos. Entre ellos, un varón de 42 años y una mujer embarazada de cinco meses, que se encuentra en la UCI «estable dentro de la gravedad», según destacaron desde Salud. Esta cifra es la más elevada de los últimos cuatro meses. En este segmento, según fuentes sanitarias, el porcentaje de personas hospitalizadas no vacunadas ha aumentado en las últimas semanas. «La probabilidad de ingresar en un hospital es mayor entre los que no se han puesto ninguna dosis», destacaron.

No obstante, desde el hospital Can Misses, que ahora mismo acoge a 55 pacientes covid, seis de ellos están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), se mostraron tranquilos con los niveles de hospitalización. «La tasa de ingreso se mantiene estable», puntualizaron. Según dichas fuentes, este equilibrio entre las altas y los ingresos en los hospitales está retrasando la activación del plan de contingencia en esta sexta ola. «Este mecanismo se activa teniendo en cuenta las diferentes oleadas. Ponemos en marcha distintas actuaciones en función del impacto sanitario que tengamos», explicaron. Asimismo, subrayó que, aunque están en alerta por un posible incremento de hospitalizados, de momento no han ampliado el número de camas de ninguna planta.

Noticias relacionadas

«Los pacientes con COVID-19 están todos en la Unidad F y parte de la Unidad G, puesto que en esta planta también hay enfermos con otras patologías. El siguiente paso ya sería habilitar esta unidad o recurrir a Ca na Majora. Pero no se contempla; la situación es estable», apuntaron.

«Tranquilidad»

A este mensaje de tranquilidad se quiso sumar ayer la consellera balear de Salud, Patricia Gómez. Según la consellera, no hay que preocuparse por una posible saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en los centros hospitalarios de Baleares. «Todos los hospitales tienen sus propios planes de contingencia y capacidad de ampliar. El número de camas se ha ido adaptando en función de la situación de la pandemia», señaló. Además, apuntó que los centros de salud disponen de recursos físicos para organizar los turnos de personal y reorganizar la actividad», remarcó Patricia Gómez, quien destacó la subida de ingresos en Ibiza.

Por otra parte, más de 10.000 personas mayores de 18 años pidieron cita el lunes, mismo día que la herramienta de autocita Bitcita se puso en marcha, para recibir la tercera dosis de la vacuna en Baleares. Según fuentes de la Conselleria de Salud estas citas se abrirán progresivamente. Además, más de 160.000 personas, 22.495 en Ibiza y 1.572 de Formentera, han recibido el mensaje para recibir la dosis de refuerzo.