Marga Prohens, este viernes, en una reunión en la sede del PP de Ibiza. | Arguiñe Escandón

1

A menos de un año y medio para las próximas elecciones autonómicas, las sensaciones del Partido Popular de Baleares «son muy buenas». Así lo aseguró este viernes la presidenta del partido en el archipiélago, Marga Prohens, quien inició en la isla de Ibiza una serie de visitas a los ayuntamientos donde gobierna su partido «porque queremos seguir con la política que estamos implementando de salir de las sedes, de pisar la calle y conocer cuáles son los retos de cada ayuntamiento y los problemas de la gente». «Estamos en política para pisar la calle y proponer soluciones reales a los problemas reales que tienen los ciudadanos», enfatizó la líder ‘popular’.

Y no es casualidad que esta gira por los ayuntamientos y las instituciones gobernadas por el PP haya empezado en Ibiza. Y es que para Prohens, la política que está haciendo su partido en el Consell «y Carmen Ferrer y su equipo en el Ayuntamiento de Santa Eulària son las que queremos hacer nosotros a partir del año que vienen en el Govern de las Islas Baleares». Una política «transversal» que «más allá de colores políticos y de cuestiones partidistas está al lado de sus vecinos y da soluciones» en todos los aspectos. «Y, por eso, venimos aquí, para aprender de lo bien que lo están haciendo nuestros alcaldes y extrapolarlo a otros lugares de las islas    y, principalmente, al Govern balear», recalcó.

«La maquinaria activada»

Prohens indicó a su vez de su partido que ya «tiene toda la maquinaria activada» y, como mayor fortaleza, destacó que «es un partido unido, donde todos vamos a una, que tenemos muy claro que hay que volver a hacer grandes estas islas, volver a recuperar el orgullo de estas islas, devolver las instituciones a los ciudadanos y, sobre todo, poner el acento en los problemas reales de los ciudadanos y no crear problemas que sólo importan a los políticos».

La presidenta del PP subrayó a su vez que «tenemos un partido ilusionado, con propuestas en positivo y preparando la alternativa. Esta es nuestra mejor garantía para volver a las principales instituciones», concluyó.