Un vehículo eléctrico, enchufado a un punto de recarga público situado frente al pabellón de sa Blanca Dona. | Marcelo Sastre

19

La electrificación del parque automovilístico ibicenco crece exponencialmente. En 2021 fueron 267 los vehículos eléctricos que comenzaron a circular por la isla, el triple que en 2020 (89), año en el que, a pesar de la pandemia, también se triplicó el número de matriculaciones del año anterior.

A este proceso de electrificación también contribuye la venta de híbridos (enchufables o no) cuyas ventas siguen funcionando mejor que las de eléctricos. A 31 de diciembre de 2021 fueron 402 los vehículos híbridos matriculados en Ibiza, según los datos del Instituto balear de estadística (Ibestat).
La diferencia denota que los usuarios parece que no acaban de decidirse por la movilidad eléctrica pura, a pesar de que hablamos de precios similares entre eléctricos e híbridos enchufables.

La suma de los vehículos de ambos tipos de propulsión llegó a superar por primera vez la de diésel (652). La cuota de mercado en 2021 de este último segmento fue del 16,7 %, frente a la cuota de mercado del 17 % de eléctricos e híbridos.

Unos datos que José Antonio Colomar, presidente de la Asociación Empresarial de Automoción y Maquinaria de Ibiza y Formentera (AEMA), achaca a la disponibilidad de un mayor número de vehículos con más autonomía en el mercado y al interés en este tipo de movilidad por convicciones sobre todo medioambientales.

Si bien las ayudas del plan MOVES III, que ofrecen hasta 7.000 euros por la compra de un vehículo eléctrico y 4.500 por un híbrido enchufable, están dando «un empujón» a las ventas, el presidente de AEMA considera que no explican el importante crecimiento de ventas de eléctricos. «Es cierto que ayudan estos planes de incentivo pero tienen una pega importante, que es la burocracia que hay detrás de cada subvención».

Mejor que la media estatal
En un contexto en el que la Unión Europea busca dar un fuerte impulso a la movilidad eléctrica, Ibiza y Baleares en general, están respondiendo mejor que el resto de Comunidades Autónomas. Mientras que la matriculación de eléctricos supuso un 2,68 % de la cuota de mercado en el conjunto estatal, en Ibiza se situó en el 6, 83 %, el doble que en Baleares (3,48 %).

Red de recarga destacada
En su informe sobre electromovilidad del tercer trimestre de 2021, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) destacaba el retraso de España respecto al resto de Europa en la electrificación del parque móvil. Baleares, junto a Madrid y Cataluña, se encuentra a la cabeza de este ranking que valora sobre 100 este tema. Baleares obtiene 31,2 puntos mientras la media española está en los 25,1 puntos. La media de la Unión Europea es de 58 puntos.

Las Islas Baleares destacan en el informe por su infraestructura de recarga, que obtiene 16,7 puntos, la mejor puntuación del Estado, muy cerca de la media europea que está en los 20,6 puntos. En la Comunidad Autónoma hay 881 puntos de recarga de acceso público, gratuitos para los vehículos 100% eléctricos. En Ibiza son más de medio centenar dentro de la red autonómica Melib, a los que habría que sumar los puntos de recarga gratuitos que ofrecen algunos supermercados, hoteles y restaurantes.
A pesar de los buenos datos relativos, la red de puntos de recarga se encuentra todavía lejos de su nivel óptimo. Si esto fuera un examen, 16 puntos sobre 100 es un insuficiente bastante bajo en un ranking que lideran en Europa Noruega y Países Bajos, con puntuaciones por encima de 100. Por otra parte falta implementar un mayor número de puntos de recarga rápida, la mayoría de postes de recarga son de 22 Kw, bastante más rápido que enchufar el coche a la corriente de casa pero siguen tardando entre 3 y 7 horas en cargar una batería de entre 50 y 100 Kw.

Así lo pone de manifiesto también Colomar, que considera que la red de puntos de recarga es insuficiente teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento de ventas de vehículos eléctricos en Ibiza, por lo que instó a las instituciones a seguir potenciando su instalación.

Ventas inferiores a 2019
Respecto a los datos generales de matriculación de vehículos en 2021, en total fueron 3.906 los que se matricularon en Ibiza, un 14,4 % más que en 2020 pero todavía lejos de los 5.543 vehículos matriculados en 2019.

Las cifras no reflejan el interés real del mercado por la compra de vehículos, según explica José Antonio Colomar, dado que la escasez de stock generada por la crisis de suministro de semiconductores eléctricos ha provocado el aplazamiento de muchas ventas a 2022. Asímismo muchas personas han optado por acudir al mercado de segunda mano o de ocasión, un dato que no queda refleja en las cifras de matriculaciones.

Los vehículos de gasolina fueron los más vendidos, 2.253 en total, seguidos de diésel, híbridos y eléctricos con las cifras mencionadas párrafos atrás. La venta de diésel es la única que descendió respecto a 2020, un 3,4 %.