En la imagen, placas solares en una vivienda. | Redacción Local

0

El número de instalaciones de autoconsumo energético en Ibiza se ha multiplicado por diez en Ibiza en los últimos tres años. De las 50 instalaciones de energía fotovoltaica que había en 2018 se ha pasado a las 528 actuales, lo que supone un incremento del 956 %. Son datos del último trimestre de 2021 que presentó ayer la Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática.
Respecto a la potencia instalada se ha pasado de 941 kW a los 5727 kW actuales, una subida de 509%. Formentera ha pasado de tener 6 instalaciones en 2018 a las 40 actuales, un aumento del 567%, mientras que la potencia instalada ha aumentado un 363%, pasando de los 91 kW a los 421 kW.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes celebró el gran avance en esta materia de la ciudadanía de Baleares con la colaboración del Govern a través de las ayudas al autoconsumo energético. Una práctica que recordó que encamina al ciudadano a la soberanía energética en un momento de continuo incremento de los precios de la energía.

Margen de mejora en Ibiza
A pesar de los buenos datos de crecimiento en nuevas instalaciones de energía fotovoltaica en Ibiza, en el cuarto trimestre de 2021 se generó 1,29 MW de potencia, lo que implican una cobertura de la demanda eléctrica del 0,1%. Se trata de la producción más baja de Baleares a pesar del fuerte incremento en los últimos tres años de instalaciones de autoconsumo.

La Isla partía de una posición muy rezagada en cuanto a penetración de las energías renovables, en 2018 la generación de energía mediante placas solares fotovoltaicas era del 0,02 %.

En este sentido, Yllanes quiso hacer un llamamiento a la ciudadanía y a las instituciones de las islas de Ibiza donde «la penetración de las renovables, aunque ha aumentado los últimos años, es mejorable y más si queremos cumplir los objetivos que marca la Ley de cambio climático y los que nos marca la UE. No es un tema de voluntad, sino que es un asunto de necesidad».

Por islas, Mallorca tiene instalados 143,5 del total de MW; mientras que Menorca presenta 7,97 MW, y Formentera 1.96 MW. La menor de las pitiusas cubre con su producción de energías renovables un 12,9% de la demanda eléctrica de sus habitantes y se sitúa como isla puntera en producción de energías limpias, mientras que Mallorca cubre un 6,5% de su demanda y Menorca un 1,9%.

La media de Baleares se situó en el 5,3 % de producción de energía en el cuarto trimestre de 2021, aunque el director general de Energía y Cambio Climático, Josep Malagrava, apuntó que se trata del trimestre con menor producción de energía solar, por lo que la media anual está en torno al 8%.
La Unión Europea marcaba como objetivo para 2020 la generación de un 20% de la energía a través de renovables, por lo que la Comunidad Autónoma ya llega tarde a esa meta que el director general de Energia y Cambio Climático calculó que podrá alcanzarse en 2023.

Puntos de recarga
La Conselleria presentó también en su análisis el número de puntos públicos de recarga de vehículos eléctricos, que asciende a 881, sin contar los puntos de recarga privados de acceso público.
Por islas, Mallorca dispone de 485 puntos de recarga de la red MELIB, mientras que Menorca cuenta con 59, Ibiza con 70 y Formentera con 14.