Traslado en la jornada de este viernes de un paciente con covid de la UCI de Can Misses a la de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. | Daniel Espinosa

105

«Nos enfrentamos a una semana un poco crítica, pensamos que será la más dura de contención debido al número de ingresos». Son declaraciones de la gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, quien informaba en la jornada de este viernes de la activación de nuevas medidas dentro del plan de contingencia del hospital. La previsión de un incremento en la presión asistencial la semana que viene obliga a tomar nuevas medidas para evitar el colapso.

Es por ello que la dirección del Área de Salud ha coordinado el traslado de pacientes en estado crítico a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario (tres esta semana) y también ha gestionado el posible traslado a otros hospitales de la red pública asistencia de Baleares, si la situación lo requiere.

Además, desde hace tres días, debido a la presión asistencial que hay en cuanto a hospitalizados en planta y en UCI, ha sido necesario incrementar la presencia física del personal que lleva esta patología, profesionales de Medicina Interna y Neumología. Esto ha conllevado una reducción de las consultas de Medicina Interna en un 50 % y alrededor del mismo porcentaje en el área de Neumología.

«En cada momento se irá valorando si hay que poner en marcha otras fases del plan de contingencia, pero de momento esta es la situación que vamos a mantener», indicó Santos. La dirección considera que estas medidas podrían ser suficientes para superar esta ola sin necesidad de dar nuevos pasos en el plan de contingencia.

Presión asistencial
Actualmente hay 80 personas hospitalizadas por covid, de las que el 70% no están vacunadas, según concretaron desde el Área de Salud.

En la UCI hay 11 pacientes ingresados, siete pacientes por covid y cuatro con otras patologías, lo que implica un 73,3% de ocupación de este servicio con capacidad para 15 personas.

Otros tres pacientes han sido derivados a la UCI de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, dos de ellos por covid y otro con otras patologías, lo que implicaba que la UCI, de haber mantenido el número de pacientes, tendría una ocupación por encima del 90 %.

Santos indicó que la preferencia es mantener a los pacientes en Ibiza para dar facilidades a las familias. La tipología de paciente susceptible de ser trasladado dependerá de su estado clínico. No se contempla el traslado de pacientes inestables.

En cuanto a los pacientes atendidos en planta son un total de 72 divididos entre las plantas de Medicina Interna F y parte de la G, las dos que hay actualmente dedicadas exclusivamente a pacientes con covid. Si continuase el incremento de ingresos, se terminaría de ocupar la planta G para utilizarla exclusivamente para pacientes covid y se distribuiría al resto de pacientes en el resto de plantas. Las plantas ya están preparadas para acoger adecuadamente el mayor número de camas en el resto del hospital.

Difícil previsión
La complejidad de los casos que se tratan en la UCI hacen difícil prever cuándo llegará el descenso de la presión asistencial. La presión en la unidad de críticos suele tener una demora mayor que la presión en planta, apuntó Carmen Santos, «hay que pensar que el paciente de UCI suele tener una mayor estancia porque requiere unos cuidados más específicos. Cuando empieza a descender la presión en planta, se mantiene al menos una o dos semanas en la UCI».

Desde el Área de Salud informaron de que en esta ocasión no esta prevista la ampliación de la UCI que se llevó a cabo en anteriores olas de la pandemia, que implicó extender su capacidad ocupando las unidades quirúrgicas de Reanimación Post Anestesia (URPA) y la de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA). Se busca con ello preservar en la medida de lo posible la actividad quirúrgica, que sí se vio afectada en anteriores fases de la pandemia.

«Parece que el Covid ha venido para quedarse y, por ello, trabajamos para normalizar nuestra actividad y compatibilizarla con esta enfermedad, lo que implica mantener al máximo posible el resto de consultas externa y de la parte quirúrgica, de forma que el impacto sobre el resto de patologías no covid sea el menor», explicó Santos.

Actualización datos Covid
En la jornada de este viernes, el Área de Salud de Ibiza y Formentera notificó 311 nuevos positivos, de los que 292 fueron detectados en Ibiza y 19 en Formentera. Aparte de los hospitalizados, mencionados anteriormente, otras 3.875 personas sufren casos leves o asintomáticos con seguimiento domiciliario por los servicios de Atención Primaria. Con todo ello, el número de casos activos asciende a 3.956, un 11% más que en la jornada de este viernes.

Además se informó este viernes del segundo ingreso de una gestante, en este caso de 36 semanas, procedente de Formentera, de 29 años de edad. Está ingresada en la Unidad de Maternidad, controlada por Medicina Interna y los especialistas de Obstetricia, y se encuentra estable. La otra gestante continúa en la UCI en situación estable.

En cuanto a los profesionales sanitarios, un total de 198 se encuentran en vigilancia activa de los que 133 han sido diagnosticados positivos en Covid.

Educación
Por otra parte, la Conselleria de Educación y Formación Profesional informó este viernes de que actualmente hay 134 bajas en los centros educativos de Ibiza y siete en Formentera. A nivel de Baleares son 669 los docentes de baja, según la Conselleria de Educación, esta cifra supone el 4,1% del profesorado de los centros públicos.

Por otro lado, según datos aportados por la Conselleria de Salud y Consumo, los positivos acumulados en los últimos siete días entre la población de tres a 16 años suponen un total de 3.750 2.792 en Mallorca, 451 en Menorca, 481 en Ibiza y 26 en Formentera. Esta cantidad supone el 2,88% del alumnado.

Finalmente, los centros educativos han comunicado un total de 109 grupos en cuarentena, de los que 80 están en centros de Mallorca, 15 en Menorca, 14 en Ibiza y ninguno en Formentera.