La pasarela de moda más inclusiva

7

Ibiza dio este sábado por la tarde una nueva lección sobre inclusión a todo el mundo con la celebración de la segunda edición de la Ibiza Inclusion Fashion Day, que organizaron Enrique Villena y Emma Torres en colaboración con el Consell d’Eivissa y distintas empresas privadas de la isla.

El Recinto Ferial se convirtió en el lugar escogido para lanzar uno tras otro mensajes para reivindicar que «juntos y revueltos todos somos mejores». Primero a través de la periodista y presentadora de la pasarela, Irene Villa, y después con el desfile de moda en el que participaron diez firmas llegadas de Ibiza y distintas partes de España junto a todo tipo de modelos.

«Desterrar discapacidad»

Irene Villa, madrina de la pasarela y maestra de ceremonias, fue la que dio el primer paso apareciendo sobre la    pasarela con las manos y los dedos cruzados, el gesto que gracias a Villena y Torres ya se ha convertido en todo un símbolo de la integración en Ibiza y poco a poco en toda España. Luego, durante sus palabras de apertura, pidió entre otras muchas cosas que todos «cambien la palabra discapacidad por diversidad funcional o distintas capacidades».

Un instante del desfile. Foto: Marcelo Sastre.

Además, antes de tener un emotivo recuerdo para las enfermedades mentales y recordar cómo estas han aumentado durante la pandemia y tras dar paso a un emotivo vídeo repleto de testimonios, Villa pidió que nadie quedara discriminado en colectivos «siendo fundamentalmente todos nosotros personas aplicando la palabra inclusión para todos los que nos salimos de los cánones establecidos, no solo los que tengan o no diversidad funcional».

Además, emocionada, aseguró que «ya nadie nos va a callar, que es el momento de salir definitivamente de los armarios» y animó a todo el mundo «a saltar las barreras que solo existen en nuestro cerebro y a eliminar los prejuicios que nos marcan en nuestro día a día porque si no aportas te apartas».

El desfile

El desfile comenzó con la firma de ropa de niño Colorins poniendo el listón de la emoción muy alto desde el primer momento. Emma Torres desfiló junto a su hija Aira, con síndrome de Down, y Enrique Villena, y con ellos otros modelos como Triana, Sete, Mónica, Jennifer y hasta un pequeño que con problemas en los oídos no tuvo ningún problema en desfilar con auriculares.

Después, Wonbderbel & Nedal propuso vestidos preciosos que lucieron modelos como la representante curvy Raquel Villadiego, que demostró su enorme profesionalidad y desparpajo sobre el escenario. Marc, un chico al que nada se le resiste, o Emma Torres desfilando con traje de novia decorado con simpáticos dibujos hechos por algunos de los participantes en el desfile, marcaron la tendencia de lo que venía después con un Recinto Ferial entregado para la causa.

Etikology y Trindades Ibiza siguieron sorprendiendo con sus propuestas, sobre todo en el momento en el que el top model mundial Krys Pasiecznik se atrevió a desfilar en ropa interior de encaje, o cuando el paratriatleta Javier Vergara se convirtió en un original cupido con una flecha en la que se podía leer el mensaje Inclusión.

La influencer Anita Moreno, Judith Carcasona y la música Anastasia McQueen. Foto: Marcelo Sastre.

Posteriormente, World Family Ibiza, como es habitual en ellos, llenaron aún más de buen rollo el escenario con sus prendas haciendo desfilar, entre otras, a la top model sordociega Mireia Vergara con su bastón y una enorme sonrisa; Mónica Cano propuso piezas de inspiración clásica en colores blancos y negros llenos de transparencias y faldas de vuelos; y Origens Pomar dejó por un tiempo las joyas y los complementos para proponer ropa de clara influencia Adlib, donde la joven Jennifer, con síndrome de Down, se movió una vez más sobre la pasarela demostrando que tiene un gran futuro desfilando.

El tercer bloque lo protagonizaron Lina Rojas &Huma, que entre sus originales vestidos hicieron desfilar a Enrique Villena con falda; Ibimoda San Antonio con sus estampados y trajes de chaqueta para hombres de los de toda la vida, destacando especialmente Adrián Guerrero, imagen del cartel de este año y que se llevó una enorme ovación. Finalmente, el gran broche final, antes de un emocionante discurso por parte de los organizadores, lo puso el diseñador madrileño José Perea con unos atrevidos diseños que sirvieron como colofón perfecto a una pasarela que, como aseguró Emma Torres, «ya se ha convertido en un movimiento social imparable».