Estado en el que ha quedado la zona quemada.

1

Agentes de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía regresaban a primera hora de ayer al escenario del incendio mortal registrado la noche del sábado en uno de los asentamientos ubicados en la zona de sa Joveria, en la parte posterior al Recinto Ferial de Ibiza y al hospital de Can Misses.

Los investigadores buscaron más pruebas entre los restos calcinado de la infra vivienda devorada por las llamas horas antes.

A media mañana las pruebas dactilares confirmaban la identidad de la víctima, un hombre de 46 años, y descartaban que el cuerpo correspondiese a un indigente conocido en el entorno del Cetis.

Noticias relacionadas

Según informaron fuentes policiales, la investigación mantenía varias líneas abiertas y no se descarta un incendio intencionado. Esta vía respondería a las indicaciones dadas por la propia víctima poco antes de fallecer debido a las graves lesiones que sufrió por el incendio.

Incendio mortal

La alarma saltó pasadas las 22.00 horas del sábado cuando las llamas y una gran columna de humo alertaban del fuego originado en la zona posterior del restaurante El Carnicero. Hasta el escenario se movilizaron hasta ocho bomberos con tres vehículos, Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil. El material inflamable y los enseres acumulados alimentaron el fuego que arrasó la infra vivienda. Los efectivos de emergencia trabajaron contrarreloj en la extinción del fuego que afectó a toda la instalación.

Según indicaron fuentes policiales, la víctima fue hallada fuera de su infra vivienda por una pareja de agentes locales que le prestaron los primeros auxilios.

El hombre, un conocido de la zona, presentaba quemaduras muy graves y fue atendido en el lugar por una UVI móvil pero poco antes de las 23.00 falleció. La víctima presentaba quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento de su cuerpo.