Alguno de los asistentes, currículum en mano, a las entrevistas exprés. | Arguiñe Escandón

3

Un total de 24 empresas se instalaron este jueves en la estación marítima de Sant Antoni para celebrar la jornada de entrevistas express dentro del contexto de Activa’t Portmany, una iniciativa del Ajuntament de Sant Antoni.

La cantidad de ofertas de empleo que las empresas pusieron sobre la mesa durante la mañana del jueves ascendía a 900 en diferentes sectores, desde el hotelero o la restauración, al de la náutica o sanitario.    El número de personas inscritas en la actividad superaba con creces los dos centenares. Sin embargo, la afluencia de candidatos a los puestos de trabajo fue mayor de la prevista según las inscripciones. «La gente está viniendo sin haberse inscrito, pero da igual porque lo importante es que encuentren empleo», declaraban Vanesa Vela y Mónica Prats, agentes de ocupación y desarrollo local (AODL). «Hasta que no termine no podremos contabilizar a todas las personas que han venido, pero más de 350, seguro», calculaban las AODL.

Alguno de los asistentes, currículum en mano, a las entrevistas exprés.

Estos centenares de personas acudieron en dos turnos por la mañana, la primera de 9 a 11 y la segunda de 11:30 a 13:30 horas. Durante dos horas los aspirantes a los puestos de trabajo pudieron presentarse ante los responsables de recursos humanos de las 24 empresas asistentes. Las ofertas de trabajo eran de todo tipo: limpiadoras, personal de cocina, camareros, pasteleros, carniceros pescaderos, charcuteros, recepcionistas, runners, terapeutas de spa y un largo etcétera. Con diferencia, la fila que más destacaba era la que se alargaba ante las responsables de recursos humanos de Palladium.

Falta de empleados

«El tema de la falta de empleados va a ser uno de los más recurrentes este verano». Así de claro se expresaba el responsable de la oficina del SOIB en Sant Antoni, Xavier Rosselló, quien añadía: «Las empresas necesitan unos perfiles muy determinados ante los que no tienen respuesta. Pero también hay que tener en cuenta que los salarios no compensan el alto coste de la vida en Ibiza».

En una de las mesas que recibían a los participantes a las jornadas de Activa’t se encontraban José Izquierdo, jefe de ventas de Eroski en Ibiza y Formentera, y el jefe de personal de la misma empresa, Sebastián Soreda. Sobre su mesa, a media mañana, ya descansaba un buen taco de currículums, «la gran mayoría son válidos», declaraba Izquierdo. Los entrevistadores ponían en valor más la actitud de los aspirantes que su preparación. «Si vienen con buena actitud nosotros después nos encargamos de formarlos», subrayaba en jefe de ventas de la cadena de supermercados. El problema de la falta de personal derivado del alto precio de la vivienda en Ibiza es un factor que, desde Eroski, también están notando, «como en cualquier sector en Ibiza», apuntaba Izquierdo. De esta manera el número de empleados que necesitan en la cadena asciende a 65, el montón de currículums que ya acumulaban a media mañana podía cubrir, según sus cálculos, a «más de la mitad del personal que necesitamos ahora mismo».

Aspirantes

Adrián Rivero estuvo el pasado martes en los talleres sobre cómo afrontar una entrevista de trabajo y presentar un buen currículum. Ayer estaba haciendo cola para presentar sus aptitudes a las responsables de Palladium, con la seguridad de quién se sabe preparado. «He estado corrigiendo un poco mi currículum y me he preparado la entrevista con los consejos que nos dieron el martes en el    taller. Espero poder trabajar en el departamento de compras o almacén», declaraba    Adrián, mientras la fila de aspirantes iba avanzando. Rivero esperaba junto a su compañero Gustavo Mifsut, que se siente preparado para ofrecer sus servicios como camarero, «de barra o de sala», especificaba. Pese a haber recibido el taller de las jornadas Activa’t Portmany, declaraba que «no he tenido que cambiar nada de mi currículum y estoy acostumbrado a hacer entrevistas de trabajo».

Denisse Fernández acudió a la jornada de entrevistas express acompañada de su bebé, Mateo. Fernández había pasado por los puestos de varias empresas presentes en la jornada: Eroski, Mercadona, Asociación de Comerciantes de Sant Antonio y se disponía a ponerse en la larga fila para presentarse ante Palladium. «Lo que me gusta es tratar con el público. Me sentiría cómoda trabajando en el mercado o en una tienda. También estoy preparada para trabajar en una peluquería. Aunque me gradué en bibliotecología e información, prefiero trabajar en otro sector», reconocía.

Víctor Barceló también recorrió distintas entrevistas para diferentes empresas y explicó: «He pasado por unas cinco entrevistas: en THB, Vibra, O Beach y en Oku. Estas dos últimas, que son las que apuestan más por las técnicas tecnologías, son en las que preferiría trabajar, en el departamento de servicios técnicos, informática o de gestión de seguridad en hostelería». Regina Wateyma estaba en la fila de Oku, aunque reconocía con cierta frustración: «Es que en todas las empresas la incorporación es a partir de junio o julio y yo necesito ponerme a trabajar ya. Mi sector es el relacionado con el trato de excelencia con la gente. Eso es lo que estoy buscando».    Elena Linero esperaba su turno para presentar su currículum a O Beach, «pero ya he tocado a varias puertas esta mañana», reconocía. Linero no ponía ningún impedimento a ningún tipo de trabajo, «cualquier cosa que me salga me valdría. Ahora estoy trabajando en una empresa de limpieza y acaba mi contrato en junio, si me pidieran que continuara claro que seguiría, pero tengo hijos y me tengo que cubrir las espaldas».