4

Operaban entre España y Francia y disponían de embarcaciones preparadas con dobles fondos para trasladar partidas de hachís desde Ibiza y Formentera hasta la Península. La operación ‘KIME’ de la Guardia Civil ha desarticulado una organización internacional de tráfico de drogas que operaba con varias clases de sustancias estupefacientes y que tenía en la conexión Ibiza-Valencia uno de sus focos de actuación.

Agentes de la Guardia Civil inspeccionan uno de los yates que empleaba la banda para llevar la droga desde Ibiza o Formentera hasta Valencia.

Según informaron ayer desde la Guardia Civil, la organización criminal desmantelada se dedicaba principalmente a transportar droga hasta Francia, tanto por vía marítima como terrestre. A los 11 detenidos se les imputan los supuestos delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y falsedad documental.

Especializados

Durante el operativo desarrollado en Valencia se bloquearon 25 cuentas corrientes con más de 280.000 euros, 44 vehículos, de media y alta gama, motocicletas, tracto camiones y semirremolques frigoríficos, un yate y una embarcación semirrígida. Igualmente, han sido bloqueados judicialmente 23 inmuebles en la localidad de Oliva, valorados en 5 millones de euros, así como diversas tarjetas de prepago y multitud de telefonía móvil. Asimismo, los agentes también incautaron un dron, dispositivos de geolocalización, teléfonos satélites y una máquina de envasar al vacío.

La operación se inició en septiembre, cuando los agentes sospecharon que el propietario de una empresa de transportes por carretera de productos perecederos, podría estar utilizando los camiones para transportar droga.

Tras la interceptación en Montpellier de un camión con más de 390 kilos de hachís y casi 100 de marihuana al vacío, la Guardia Civil activó la fase definitiva con nueve registros domiciliarios. También se registró uno de los yates con dobles fondos. En los registros se intervino un bloque de 700 gramos de cocaína, 2 kilogramos de marihuana, 500 gramos de hachís y casi 13.000 euros en efectivo.