De izquierda a derecha, Sara Barbado con su hijo Leo e Inés Santiago con su hija Iria. | Daniel Espinosa

3

«Estamos muy tranquilas. Hemos sentado un precedente en Baleares y eso no se puede borrar», señaló emocionada Sara Barbado, presidenta de la Asociación de madres monomarentales por elección de Ibiza y Formentera y una de las tres madres que solicitó poder disfrutar también de las 16 semanas de permiso del padre.

No obstante, pese a este optimismo, tanto ella como Inés Santiago, otra de las madres que consiguió una sentencia favorables el pasado 6 de mayo, experimentaron este martes una mezcla de sensaciones encontradas.

Un sabor agridulce motivado por el recurso del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a la resolución del Juzgado de lo Social número 1 de Ibiza que falló a favor de las tres familias monomarentales.

En esta sentencia la jueza defiende que «no puede haber discriminación o castigo» a estos menores y que los tribunales «considerarán primordialmente el interés superior del niño».

Septiembre

Cabe recordar que tras esta condena el Instituto Nacional de la Seguridad Social tenía un plazo de cinco días para interponer un recurso, y así lo ha hecho.

«Nos lo esperábamos. No nos sorprende. Lo malo es que tenemos que esperar unos meses hasta que sea firme la nueva sentencia», subrayó Sara Barbado mientras sujetaba a su pequeño Leo, de ocho meses, ente sus brazos.

Asimismo, según Inés Santiago, esta resolución puede alargarse hasta el mes de septiembre. «Nadie dijo que esta lucha fuera fácil. Nos quedamos con que hemos ganado una de las batallas. Seguiremos hasta el final», adelantó a Periódico de Ibiza y Formentera la presidenta de la Asociación de madres monomarentales por elección de Ibiza y Formentera.

Ambas madres, que se consideran dos mujeres muy combatientes y reivindicativas, consideran que es necesario que se igualen los derechos de los bebés en cuanto a permisos y que se aplique la ley de familias en la cual se les equipara a las familias numerosas.

«No estamos exigiendo privilegios. Nosotras tenemos derecho a la misma prestación por nacimiento y cuidado de hijos que las familias biparentales puesto que las normas deben velar por la protección del menor», explicó Sara Barbado con rotundidad.   

Abandonadas

Además, según Inés Santiago, sienten que las instituciones les están «haciendo la zancadilla».

En este sentido, subrayó que ni Consell d’Eivissa ni los ayuntamientos están desarrollando la ley. «Tenemos que estar peleando continuamente por igualar los derechos de nuestros bebés cuando las leyes deberían protegerlos como al resto», puntualizó. Sin ir más lejos, estas madres solteras afirmaron ayer que no reciben subvenciones por parte de ningún organismo. «Simplemente percibimos la ayuda de 100 euros por hijo y tenemos los abonos bonificados para viajar en autobús, pero poco más», afirmó Santiago con indignación.

A esta falta de ayudas hay que sumar, según Sara Barbado, la falta de información.

En este sentido, subrayó que la asociación, recientemente creada, se ha fundado para apoyar a futuras madres en esta situación porque «hay mucha desinformación en este tema y, a pesar de que es un gasto psíquico y económico, merece la pena porque es un paso muy importante para futuras generaciones».