Distintos miembros del Consell en la pasada legislatura reconocen ante miembros de Amadiba que hicieron mal la contratación.

8

La asociación Amadiba grabó en vídeo  una reunión que mantuvo a petición del Consell d’Eivissa para abordar la situación administrativa y financiera de los servicios prestados por la entidad ante los retrasos que se estaban produciendo al ahora de hacer frente a los pagos por parte de la administración. La grabación se realizó el 11 de marzo de 2019 con el beneplácito de todos los presentes. Posteriormente Amadiba aportó el vídeo como prueba de que había habido un encargo de los servicios que había prestado por parte del anterior equipo de gobierno de PSOE y Podemos.

Entre los asistentes a la reunión se encontraban la, por aquel entonces, vicepresidenta primera, Viviana de Sans; la vicepresidenta segunda, Marta Díaz; la consellera de Bienestar Social, Lydia Jurado; la directora insular de Igualdad, Judith Romero, y la jefa del Gabinete del Presidente, Patricia Abascal, que asistió en representación de Vicent Torres.

En la reunión estuvieron también presentes familias, profesionales y representantes del comité de empresa de Amadiba, además de un delegado del sindicato USO de Ibiza.

«Obligación reconocida»

Noticias relacionadas

A los pocos minutos de iniciarse el encuentro, Lydia Jurado garantizó a los presentes que «no quede ninguna duda de que vamos a seguir pagando todas las facturas que están pendientes» relativas a unos servicios «que estamos prestando con vosotros» porque «tenemos la obligación reconocida por la Administración Pública».

Instantes después insistió en que «en ningún momento queremos dejar de pagar, que la institución reconoce la deuda y que va a seguir pagando», aunque reconoció la lentitud del proceso para poder hacer frente al abono de las facturas y, en lugar de achacarlo a la forma de realizar la contratación, se escudó en que el Consell había tenido abandonados los Servicios Sociales: «Va muy despacio porque es una institución que en los últimos años ha estado totalmente abandonada en el desarrollo de los Servicios Sociales», justificó al ex consellera en la reunión. «Por desgracia la administración no ha ido todo lo deprisa que tenía que ir y al nivel que iba Amadiba», reconoció, «y esto trae unas consecuencias de impagos de nóminas, de situaciones muy graves que nosotros hemos provocado y tenemos que solucionar».

Por su parte, Patricia Abascal, que asistió en representación del presidente insular, reconoció que Vicent Torres había asegurado en la reunión donde se había dado luz verde al proyecto presentado por Amadiba que «por nuestra parte no iba a haber ningún tipo de inconveniente ni de problemas, pero sí que es verdad que una cosa es la voluntad política de decir que tiramos adelante y otra cosa es todo el tema del proceso administrativo».

Por su parte, Marta Díaz explicó que, al entrar en vigor la nueva Ley de Contratos, «no hubo tiempo a sacar con el procedimiento legal establecido, el contrato que tocaba», por lo que las facturas de Amadiba «empezaron a ir a reconocimiento de deuda».