Riera y Morrás, durante la firma del acuerdo.

0

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Ibiza, Aitor Morrás, y el presidente de la Federación Insular del Taxi de la Isla de Ibiza (FITIE), Toni Riera, firmaron este viernes un convenio para coordinar el funcionamiento del sistema GPS de la flota de servicio de transporte urbano e interurbano de viajeros en un vehículo turismo del Ayuntamiento de Ibiza.

El objetivo de este acuerdo, según afirmó el Consistorio en un comunicado, es «garantizar un servicio eficiente y de calidad que llegue por igual a la totalidad de las personas residentes y visitantes de la ciudad, así como mejorar la seguridad de las personas profesionales del sector y favorecer el control del servicio por el Ayuntamiento».

Este convenio da permiso a Vila para poder establecer pautas puntuales de tipo operativo y de gestión del sistema hasta intervenirlo directamente o implantar una modificación, por motivos de interés público y conocimiento de las personas interesadas.

El acuerdo tendrá una vigencia inicial de un año prorrogable hasta cuatro años.

«Normalizar la situación»

Morrás aseguró que se trataba de un convenio «necesario» para poder «normalizar una situación que se daba en el municipio y que dará un servicio de taxi más transparente y más efectivo y que, sobre todo, vendrá bien tanto para los taxistas como para los usuarios».

El presidente de la Federación del taxi por su parte, reconoció que la firma de este acuerdo «será lo mejor para el municipio de Ibiza, tanto para los usuarios como para los taxistas, para que puedan tener un servicio mucho más ágil de GPS».

El acuerdo recoge que, con el fin de controlar la eficiencia y la calidad del servicio público «la entidad operadora deberá facilitar el acceso remoto, mediante un usuario al ayuntamiento, a la aplicación de gestión de prestación y comercialización del servicio con privilegios de impresión y consulta a tiempo real sobre los taxis contratados, al mismo nivel de acceso que el administrador del sistema».

Asimismo, el convenio señala que la entidad operadora está obligada a cumplir estrictamente lo establecido en los reglamentos de gestión y de funcionamiento del GPS, a prestar el servicio 24 horas al día y todos los días del año sin interrupción por ninguna causa que no esté justificada, a disponer de operarios del sistema «con un perfil idóneo para poder atender las peticiones de servicio en catalán, castellano e inglés», además de permitir la inspección de las instalaciones por parte del Ayuntamiento y firmar el correspondiente contrato del servicio de GPS con los taxistas que lo soliciten.

Se creará una comisión de seguimiento, compuesta por un representante del Ayuntamiento de Ibiza y uno de la entidad operadora y un secretario designado por la Administración, que se reunirá como mínimo una vez al año con la finalidad de asegurar una correcta aplicación del convenio.