El joven fue interceptado cuando se disponía a abandonar Ibiza.

6

Cazado en plena huida. Agentes del destacamento Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil de Ibiza detuvieron el miércoles por la mañana en el aeropuerto de es Codolar a un joven de 34 años que se disponía a abandonar la isla tras robar una mochila que estaba en un barco y que contenía 3.000 dólares.

El robo de la mochila con la suma de dinero se produjo el domingo y su propietaria denunció que el principal sospechoso era un joven que trabajaba en el barco que se encontraba fondeado en Talamanca.

Tras denunciar los hechos, la Guardia Civil abrió una investigación y advirtió que el presunto autor iba a coger un vuelo rumbo a Barcelona.
El sospechoso, un joven canario, fue interceptado por los efectivos de Fiscal y Fronteras minutos antes de embarcar. Durante la inspección, los agentes recuperaron 1.000 dólares y 390 euros. El joven fue detenido por un delito de hurto.