Imagen de la reunión monográfica que se celebró este jueves en el Consolat para abordar los fondos europeos.

5

Govern, consells y ayuntamientos celebraron este jueves una nueva reunión del Pacto de Reactivación Económica de Baleares. En este encuentro se abordó el plan estratégico de inversiones que serán financiadas con los fondos europeos, una cuestión sobre la que puso el acento Vicent Marí, presidente del Consell de Ibiza, al comprobar que prácticamente todos los proyectos de interés autonómico para estos fondos son los presentados por el Govern.

En este sentido, de un total de 58 proyectos, 51 son los presentados por el Govern y únicamente siete los aceptados por parte de consells y ayuntamientos de todas las islas. «He hecho referencia a este plan estratégico de inversiones porque desde el Consell d’Eivissa consideramos que no se han tenido en cuenta las inversiones que se han planteado desde Ibiza», expresó Marí, quien exigió que se deben tener en cuenta. En este sentido, del Consell d’Eivissa sólo se ha aceptado el centro de baja exigencia de sa Joveria y la escuela de Hostelería, si bien en este último caso se ha computado como inversión del Consell. También se ha incluido la reconversión de la E-10 del Ayuntamiento de Ibiza. El presidente Vicent Marí exigió, además, transparencia y claridad para determinar qué parte de financiación es europea, cuál autonómica y qué otra parte insular y municipal. «Se trata, en definitiva, de que haya transparencia», apuntó.

El reto

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, detalló que Baleares es la comunidad que más fondos europeos ha movilizado hasta la fecha. «Esta comunidad se ha preparado bien», afirmó la presidenta.

En estos momentos ya están en marcha el 58 % de los proyectos financiado con los fondos React y Next Generation, que suman casi 800 millones de euros. Supone que ya están en marcha 395 millones.

Armengol aseguró que esta movilización supone un «reto enorme» para la Conselleria y para los funcionarios, a quienes agradeció su dedicación. En solo tres años, Baleares recibirá 1.500 millones de euros, lo que supone multiplicar por siete los 240 millones que han llegado en el plan plurianual 2014-2020.

«Cuando entramos en el Govern, aquí se devolvían fondos europeos porque no se usaban y ahora somos la región española con más porcentaje de justificación», aseguró. «Damos confianza a los empresarios para que presenten proyectos y que sepan que saldrán», añadió.

El vicepresident del Govern, Juan Pedro Yllanes, recordó que el objetivo de Baleares es avanzar    hacia una diversificación económica y la transformación del modelo productivo «hacia uno más robusto, resiliente y moderno». Señaló que los fondos europeos    representan una oportunidad    para    impulsar esa diversificación económica. «En los últimos dos años ha quedado patente que tenemos que impulsar nuevos sectores que generen nuevas oportunidades y puestos de trabajo estables y de calidad a las nuevas generaciones, hacer unas islas donde todo el mundo tenga oportunidades más allá del sector servicios», concluyó.

El conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, incidió en la necesidad de avanzar hacia la sostenibilidad ambiental. «Trabajamos con convicción para hacer que los derechos de las generaciones presentes y futuras queden garantizados», afirmó. «Tenemos que dejar atrás las viejas políticas y hacer nuevas y más valientes, como ya viene haciendo este Govern desde 2015 con leyes como la de Residuos o la de Cambio Climático», añadió el conseller de Medio Ambiente.