0

Sepultado bajo las ramas y el tronco de un gran pino. Así ha acabado este miércoles un coche en el que se encontraban dos personas en el acceso a s’Argamassa, en Santa Eulària.

Afortunadamente, los ocupantes han salido prácticamente ilesos y el suceso se ha saldado con daños materiales en el turismo. Ha ocurrido en torno a las 15.00 horas. Tras alertar del aparatoso incidente hasta el lugar se ha movilizado una dotación de bomberos que han procedido a cortar y retirar el árbol.