Imagen de Marco Verratti y su pareja durante las vacaciones.

0

La unidad central de la UDEV de la Policía Nacional les pisaba los talones y el millonario robo en Ibiza al futbolista Marco Verratti precipitó las detenciones de seis personas -cinco hombres y una mujer-, que conformaban un especializado grupo criminal dedicado a los robos.

Tal y como avanzamos en nuestra edición de ayer, dos de ellos, dos hombres -un español y un albanés-, fueron arrestados en Denia tras desembarcar de un ferry procedente de Ibiza. Durante la inspección del vehículo los agentes de la UDEV hallaron unas «caletas» en la que los delincuentes escondían buena parte del botín sustraído la madrugada del domingo en la villa de Sant Josep donde se aloja el futbolista del Paris Saint Germain y su familia.

Noticias relacionadas

El juez ha decretado el secreto de sumario y apenas han trascendido detalles. No obstante, fuentes consultadas por este medio confirmaron que los agentes recuperaron joyas y relojes de alta gama que formaban parte del botín obtenido en la villa donde se encontraba el crack italiano. Un golpe cometido «de forma limpia», ya que no forzaron ni reventaron ninguna puerta. Los delincuentes accedieron a la segunda planta por una terraza y desvalijaron las estancias superiores mientras Verrati y sus acompañantes se encontraban en el jardín.

A las detenciones de estos dos individuos se sumaron el arresto de otros cuatro presuntos integrantes de la banda que fueron localizados en Málaga. Se trata de tres hombres de origen albanés y una mujer de nacionalidad rumana. Los seis están acusados de sendos delitos de robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal.