13

«Mucha gente no sabe los efectos negativos que tendrá esta ley. Desde el Gobierno se están aprovechando de una norma encubierta con la excusa de imponer prohibiciones que nos perjudicarán a todos», señaló este sábado Toni Roig, miembro de la delegación ibicenca de la Federación Balear de Caza, mientras se manifestaba contra la «prohibitiva» Ley de Bienestar Animal promovida por Podemos.

Según Roig, esta norma, que ya inició su recorrido para la aprobación parlamentaria, «es aberrante». «Quieren invadir la vida privada de las personas, obligándonos, entre otras imposiciones, a disponer de un título específico para ser dueño de una mascota», subrayó indignado. En este sentido, puntualizó que no tiene sentido que se requiera un permiso o licencia para tener un animal y no para ser padre o político. Junto a él, en la manifestación y ayudando a portar la enorme pancarta, Juan Antonio Ribas, delegado de la Federación Balear de Tiro.

Respeto

Esta proclama reivindicaba la defensa del mundo rural, la caza, la pesca, la agricultura y la ganadería. «Exigimos respeto para nuestras tradiciones», finalizaba el cartel. «Han conseguido movilizarnos por una norma que es absurda, que no tiene sentido», explicó Ribas a Periódico de Ibiza y Formentera mientras seguía el ritmo de la marcha a la altura de la rotonda de los Podencos, en el Paseo Marítimo de Ibiza.

Sin duda, el sentido que siguió este sábado la concentración hasta la Casa del Mar, no fue aleatorio. Las diferentes asociaciones del sector primario que representan a la agricultura, ganadería y pesca de Ibiza planificaron que esta rotonda fuera el nexo de unión entre los manifestantes de a pie y los tractores y remolques que se unieron a la marcha.

«La gente no es consciente de cómo esta norma puede afectar a nuestras tradiciones locales», explicó Roig. Sin ir más lejos, subrayó que la cría del ca eivissenc, una gran tradición en la isla, corre peligro. En esta línea se mostraron también este sábado el diputado del Partido Popular Miguel Jerez y el director insular de Bienestar Social, Santi Marí. «Estamos apoyando a la gente afectada por esta ley. El sector primario es muy importante en Ibiza, es esencial poner en valor su actividad», subrayó Jerez a este medio.

En este sentido, explicó que esta norma supone una verdadera amenaza para el mundo rural. «Este sector tiene suficiente autonomía y sentido común para autorregularse, como lo ha hecho siempre, sin la necesidad de intervencionismos», puntualizó mientras Marí asentía sus palabras. Encabezando la concentración también estaba Diego Alcalde Ortiz, presidente del Club La Escollera de Santa Eulària.

Según este manifestante, la marcha sirvió para que todos los colectivos del sector primario de la isla reivindicaran «juntos» y «unidos» sus derechos. «No nos van a quitar nuestro modo de vida», puntualizó Alcalde Ortiz.

Foto: Daniel Espinosa.

Los convocantes critican, entre otras cosas, que se quiera prohibir la utilización de animales en espectáculos públicos, actividades artísticas o publicitarias, que sólo puedan criar animales personas autorizadas, que se tenga que contratar seguro de responsabilidad civil para cualquier perro, o que haya que obtener una licencia para poder tener una mascota.

Foto: Daniel Espinosa.