Imágenes de los vertidos fecales este lunes en sa Llavanera. | Irene Arango

3

Un nuevo vertido de fecales en el torrente de sa Llavanera ha provocado, una vez más, la indignación y una terrible sensación de impotencia entre los vecinos de la zona afectada. Según informó ayer la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, el vertido, «de tamaño muy reducido», se originó el pasado domingo debido a un fallo del sistema eléctrico. La incidencia se registró sobre las 10.00 horas y a las 13.00 horas «el torrente ya estaba limpio y desinfectado». Medio Ambiente aclaró que, cuando el vertido se produce por un error eléctrico, son ellos y no el Ayuntamiento de Ibiza los encargados de limpiar el lugar.

«¿Qué entienden ellos por limpio?», se cuestionaba etse lunes uno de los vecinos afectados. Toni Riera, residente en un inmueble cercano al torrente, explicó a Periódico de Ibiza y Formentera este reciente episodio de malos olores, mosquitos y suciedad: «Aquello se queda estancado y es un nido de porquería. Un día cogeremos el tifus. No es de recibo que partidos como el PSOE digan que Ca Na Putxa provoca muy malos olores. ¡Qué vengan aquí!. Es una vergüenza».

Un fallo eléctrico provoca otro vertido fecal en sa Llavanera en pleno julio
El torrente este lunes por la mañana, después de supuestamente ser limpiado.

De hecho, las imágenes captadas durante la mañana del lunes por el propio Riera demostraban claramente cómo en la zona se acumulaban basuras de todo tipo, además de lodos y agua estancada, una insalubre mezcla teniendo en cuenta las elevadas temperaturas registradas ayer en Ibiza. Para este vecino, los trabajos ejecutados el domingo tratando de retirar los restos y limpiar el torrente «son insuficientes».

Riera recordó cómo en islas como Mallorca la Justicia sí ha actuado contra responsables de vertidos similares, «pero en Ibiza no pasa nada».

«Si fuera un lugar privado, esta situación estaría penalizada, pero como es el propio Govern quien debe llevar a cabo la limpieza del torrente y no la hace, aquí no pasa nada», añadió este vecino.
También consideró que, con esta falta de actuaciones, se está «menospreciando» a los ciudadanos que padecen esta problemática y manifestó que lo que sucede «merece una reflexión» puesto que a la larga es un problema de todos. «Hay un principio en Derecho sobre residuos que es que, quien contamina, paga. Aquí se invierte porque se puede decir que quien cobra -porque cobran un canon de saneamiento- ensucia», concluyó.

El vertido se detectó el domingo por la mañana.

El director gerente de la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (Abaqua), Guillem Rosselló, se refirió este lunes a la incidencia registrada el domingo en la depuradora motivada por un corte en el suministro eléctrico. En este sentido, recordó que, cuando se produce un hecho de estas características, los camiones de limpieza deben acudir de inmediato a limpiar el torrente.
«Ya es un protocolo que seguimos siempre», insistió.

Tras conocer las quejas de los vecinos por el hedor que provocó este nuevo vertido, Rosselló reconoció entender a estos residentes y aseguró recoger sus quejas «pidiendo a la empresa que, cuando vayan, se esmeren un poco más». «Las altas temperaturas no ayudan», señaló también.
Cabe recordar que los vecinos de Sa Llavanera, en relación a los vertidos, presentaron en abril una denuncia en la Oficina Anticorrupción de Baleares contra el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz. No obstante, desde el Govern recordaron que la nueva depuradora de Ibiza depende del Ministerio de Transición Energética, es decir, del Gobierno central. «Nosotros hemos hecho las inversiones y el Ministerio está haciendo la infraestructura», puntualizaron desde la Conselleria balear hace poco más de un mes.