Su poco oleaje y aguas cristalinas la convierten en una playa ideal para bucear | Arguiñe Escandón

16

En sus más de 200 metros de largo se encuentran ubicados algunos de los beach clubs y restaurantes más exclusivos de la isla, tanto de día como de noche. Éste y otros motivos convierten a Cala Jondal (también conocida como Cala des Jondal) en una de las calas que pueden presumir de estar más de moda en la isla de Ibiza.

Ubicada al sur de la isla y perteneciente al municipio de Sant Josep, llegar hasta Cala Jondal es sencillo. Al estar muy próxima al aeropuerto, bastaría con solo seguir la carretera que discurre por la costa del municipio desde este punto e ir siguiendo las indicaciones hasta la playa.

A diferencia de otras playas de Ibiza formadas por arena, Cala Jondal es de las pocas calas que se encuentran compuestas enteramente por còdols, piedras redondas pulidas por las olas del mar. Eso sí, una vez entras a sus cristalinas aguas, el fondo es de arena fina.

Yates, yates y yates

«Esta es la playa de los ricos», señaló Vicente, un bañista que ya lleva más de 30 años en la isla, a Periódico de Ibiza y Formentera. «Creo que nunca he visto tantos yates juntos», finalizó.

Lo cierto es que con tan solo echar un vistazo alrededor, las palabras de Vicente toman más sentido. De hecho, a simple vista se puede observar pequeñas rampas o pasarelas construidas para facilitar el transporte de comida y bebida por los beach clubs a los yates que fondean las aguas de Cala Jondal.

No es de extrañar que ofreciendo dicho servicio estos locales sean de los más lujosos y refinados de Ibiza.

En esta cala se encuentran algunos de los beach clubs y restaurantes más conocidos de la isla, como Blue Marlin, Yemanjá, Tropicana y Casa Jondal. Todos ellos, además del servicio a yates, también cuentan con otros lujosos añadido como grandes hamacas que ocupan buena parte de la playa a precios desorbitados o paellas servidas al borde del mar.

Pese a todo, Cala Jondal no destaca por ser una de las playas más masificadas ni donde proliferen los hoteles y si queremos tranquilidad tendremos que sacrificarla por un ambiente más cool. «Yo soy ibicenca y recuerdo esta playa con mucho cariño porque queda muy cerca un campamento y allí íbamos muchos años con el colegio», explicó Laura, que salía del párking junto a su novio Javier. «Fácilmente llevaba 10 años sin venir por lo exclusivo que se ha vuelto», finalizó indignada.

Aunque cierto es que no todo el mundo opina como Laura y para muchos la música y el ambiente es uno de los principales atractivos. «Llevamos viniendo a Ibiza tres veranos y Cala Jondal ya es un sitio fijo». Raúl y sus tres amigos son unos apasionados de la música electrónica y cuando visitan de nuevo la isla no escatiman en gastos «al ser una semana», ya sea en discotecas o los mejores beach clubs, como es el caso de esta cala.

Cala Jondal es una buena alternativa y cercana a la zona de Ibiza para un día de playa. Sus cristalinas aguas la convierten en un sitio ideal para realizar esnórquel o disfrutar de un tranquilo baño. No es una playa como las más cercanas a la ciudad, abarrotadas de gente y hoteles, pero tampoco de las más tranquilas.