0

La Unión de Socorristas de Ibiza ha anunciado este lunes un paro el próximo sábado 13 de agosto en las 16 playas de Santa Eulària y Sant Joan en las que presta el servicio.

Con esta acción pretenden poner fin a «situaciones negativas» que, según aseguraron, están sufriendo estos trabajadores desde hace algún tiempo.

En un comunicado denunciaron el «incumplimiento» del servicio de vigilancia en las playas de estos municipios, así como la «inacción» de los responsables a la hora de intentar mejorar infraestructuras como las torres de vigilancia.

Sobre el conflicto que mantienen con la empresa Cruz Roja Baleares, lamentaron la negativa a mejorar una propuesta «insuficiente» y criticaron la «pasividad» de los ayuntamientos implicados en la mediación del conflicto.

De hecho, consideraron que no existe voluntad para «recomponer un salario acorde, no solo con la responsabilidad de un trabajador de primera línea sanitaria, sino de un ciudadano que debe desarrollar su vida y su trabajo en Ibiza». Por ello, denunciaron también que Cruz Roja ha incumplido el pago del plus completo de supervisión establecido en el convenio de empresa.

Los socorristas reclamaron ampliar el número de playas a cubrir, así como los horarios, y una recategorización sobre la peligrosidad de las calas acorde con la realidad.

Estos profesionales también reconocieron que el paro del día 13 es una «decisión antipática» para todos, asegurando haber agotado todos los medios posibles para conseguir las ansiadas mejoras.
Dirigiéndose a los usuarios de las playas -tanto residentes como turistas- les pidieron apoyo y les advirtieron de que, desde el comienzo de la temporada, se incumple la cobertura mínima del servicio, lo cual resulta «muy peligroso». En concreto, solicitaron a los usuarios especial cuidado el día 13 puesto que, si nada lo evita, durante esa jornada no habrá socorristas en activo en las playas de Santa Eulària y Sant Joan.

El delegado adjunto del sindicato CGT, Andrés Glorioso, ha considerado este lunes que «lo más importante» es que se cumplan todos los parámetros de seguridad, tanto para quienes disfrutan de estos enclaves como para los propios profesionales.

«Pedimos además una urgente recuperación salarial para poder subsistir en la isla», indicó Glorioso, lamentando que la subida generalizada de precios les dificulta continuar viviendo en Ibiza.

Según explicó también, el primer mensaje dirigido a la empresa para expresar la disconformidad de los socorristas en relación a las plantillas fue el pasado 10 de junio y, casi dos meses después, no han recibido ninguna solución.

El delegado recordó que para cubrir 16 playas de estos dos municipios se cuenta con unos 45 profesionales. «Hay compañeros que trabajan muy poco, 20 horas, porque la mayoría tenemos dos trabajos porque no nos alcanza el salario», insistió.

Santa Eulària

La responsable de Litoral y Playas de Santa Eulària, Toñi Picó, ha reconocido este lunes entender perfectamente las reivindicaciones de estos profesionales porque «es lógico y respetable que todos los colectivos busquen una solución a su situación laboral». Al mismo tiempo, lamentó que la huelga va a producirse en unas «fechas muy conflictivas» puesto que el 13 de agosto es plena temporada alta.

«Los servicios mínimos se tienen que cumplir, así que espero que ese día se puedan mantener las playas abiertas», puntualizó.

Picó reiteró que, por parte del Ayuntamiento de Santa Eulària, las dos partes del conflicto encontrarán «flexibilidad total a lo que nos propongan».

En relación a las críticas de los socorristas por la falta de mediación, la edil reiteró que en varias ocasiones se han reunido con estos profesionales para escuchar sus peticiones y quejas. Sobre las necesarias mejoras de infraestructuras como las torres de vigilancia, Toñi Picó explicó que solo una torre de entre todas las que hay en las 16 playas del municipio está en mal estado.«Se adjudicaron los trabajos de renovación, pero por la situación actual ha llegado hace unas semanas. Se valoró si instalarla ahora porque hay que hacer unos cimientos y durante los trabajos las concesionarias no pueden instalar sus elementos porque las máquinas deben moverse por la playa», declaró.

Este Ayuntamiento inició el 1 de mayo el servicio de salvamento en determinadas playas y zonas de baño del municipio que se mantendrá hasta el 15 de octubre. Durante julio y agosto, 30 socorristas trabajarán en Santa Eulària, prestando también servicio en los puntos para el baño adaptado.