La lluvia sorprendió a numerosos turistas. | Daniel Espinosa

Las lluvias volvieron a hacer acto de presencia este viernes en las Pitiusas, aunque las trombas de agua que se dieron en varios puntos de la geografía de Ibiza y Formentera no supusieron una bajada de las temperaturas, que continuaron estando muy altas pese a haber pasado ya el ecuador del mes de septiembre.

De hecho, según los datos de la AEMET la temperatura máxima se dio en Formentera, con 34 grados, seguido por Sant Antoni, Ibiza y la zona del aeropuerto, con 32, y Sant Joan con 31.

A lo largo de la tarde las lluvias se fueron desplazando hacia el este del archipiélago balear, aunque aún quedaron algunas precipitaciones dispersas en la mayor de las Pitiusas, principalmente en la zona norte.

Noticias relacionadas

Para la jornada de este sábado hay activada alerta amarilla por tormentas en Ibiza y Formentera entre las 07.00 horas y las 18.00 horas.