Un operario trabjando en la zona afectada. | Ayuntamiento de Sant Josep

1

La playa de Punta Xinxó ha quedado cerrada al baño este mediodía a raíz de la avería que ha sufrido el sistema de saneamiento de Cala de Bou, que ha ocasionado un vertido en la arena que ha llegado a las aguas de este lugar, según ha informado el Ayuntamiento de Sant Josep este miércoles. Como ya ocurrió en junio de este año, se ha detenido el bombeo de la tubería de aguas residuales que pasa por este tramo del litoral muy cerca del agua y esto ha causado que el caudal acumulado saliera por cuatro puntos de la conducción, incluida la casita de bombeo.

El escape simultáneo en estos puntos ha arrastrado algo de arena de la playa y ha llegado al mar, aunque rápidamente los operarios han actuado para limpiar la costa. Sin embargo, la persistencia de malos olores aconsejaron el cierre preventivo de la playa hasta que las analíticas no confirmen la ausencia de contaminación. Desde el departamento de Playas y Litoral se ha ordenado la realización de una primera muestra esta mañana y en función del resultado que se espera recibir mañana se decidirá si se reabre al baño la playa. Mientras, se ha puesto la bandera roja y se ha acordonado con cinta policial el acceso al mar.

El saneamiento de Cala de Bou registra problemas con relativa frecuencia por el deterioro y la antigüedad de las tuberías, con tramos que todavía son de fibrocemento. Renovar y retirar del dominio público el sistema de alcantarillado es una de las principales actuaciones ambientales incluidas en el proyecto de transformación de la bahía de Portmany iniciada desde Sant Josep con el Ayuntamiento de Sant Antoni y con financiación del Impuesto del Turismo Sostenible del Govern balear.