Material incautado.

9

La Policía Local de Sant Antoni de Portmany ha procedido este viernes por la mañana al precinto de las pantallas de proyección lumínica instaladas en un establecimiento del municipio por no disponer de autorización de dichos elementos.

El Ayuntamiento de Sant Antoni ha abierto un expediente sancionador por carencia del título habilitante para el ejercicio de la actividad de emisión lumínica y de imágenes, lo que supone un incumpliendo tanto de la Ley 3/2005, del 20 de abril, de protección del medio nocturno de las Islas Baleares, como de la Ley 7/2013, del 26 de noviembre, de régimen jurídico de instalación, acceso y ejercicio de actividades en las Islas Baleares.

Se trata de una infracción de mucha gravedad y cuenta con una propuesta de sanción de 45.000 euros. «Como medida cautelar se ha procedido a la suspensión de la actividad de emisión lumínica con el precinto de los equipos de reproducción y pantallas ubicadas en el exterior del establecimiento, ya que su ejercicio constituye un peligro grave e inminente para los bienes o la seguridad y la integridad de las personas, así como existir un peligro de afección del medio nocturno de las Islas Baleares y una molestia a los vecinos de la zona, han explicado desde el Consistorio este viernes.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Sant Antoni realizaron la inspección en las inmediaciones del establecimiento detectando una clara inmisión lumínica procedente del local.