Pablo se mostró muy emocionado en su primer día de clase para convertirse en jardinero. | Arguiñe Escandón

7

El joven Pablo ha asegurado este viernes estar «muy contento» puesto que, oficialmente, es ya estudiante de la FP en Jardinería. Este viernes acudió en el IES Algarb a la presentación del ciclo educativo que comenzará esta próxima semana.

También Carmen, madre de Pablo, ha reconocido este viernes que había sido «emocionante» acudir al acto «solo por ver su ilusión». «Era una cosa muy deseada», insistió.

Según relató esta mujer, en su familia «llevamos una semana de emociones a tope y Pablo lleva días sin dormir bien por la emoción y la ilusión de comenzar». También destacó la acogida de compañeros y profesores que ya recomendaron al joven esforzarse en los estudios.

Carmen acompañó a Pablo en su primer día de clase.
Foto: Arguiñe Escandón.

La madre de Pablo, al mismo tiempo, reconoció cierta inquietud por confirmar si contarán o no desde el principio con los refuerzos prometidos desde Educación: «El director me aseguró que mandarán a una persona desde Palma para cubrir determinadas horas».

El resto, unas 20 horas lectivas, será cubierto por una PT (Pedagoga Terapéutica) que asistirá a Pablo en sus estudios.

Fue el pasado 5 de septiembre cuando Educación confirmó a esta familia que el joven, con una discapacidad intelectual, iba a poder matricularse en Jardinería, tal como era su deseo.

Noticias relacionadas

«Es que era muy injusto. No se estaba pidiendo nada extraordinario», manifestó la madre de Pablo tras conocer la noticia.

Desde la Conselleria de Educación y Formación Profesional detallaron entonces una resolución que autorizaba la escolarización de Pablo en un programa excepcional del ciclo de grado básico específico de Agrojardinería y composiciones florales.

Según explicó la delegada de Educación en las Pitiusas, Margalida Ferrer, la aprobación en marzo de la nueva Ley de Formación Profesional había permitido encontrar la fórmula necesaria para que Pablo pudiera matricularse en Jardinería. Desde el Govern informaron que, cuando la familia del alumno pidió matricular a Pablo en el ciclo de FP, la solicitud fue denegada debido a que la anterior normativa establecía que, en estos casos, no se podían hacer adaptaciones curriculares significativas.

Sin embargo, la nueva Ley abría posibilidades para alumnos de hasta 21 años con necesidades educativas especiales, estableciendo que podrán autorizarse excepcionalmente ciclos formativos de grado básico una vez se hayan agotado las medidas de adaptación en la oferta ordinaria o cuando las necesidades del alumno no puedan ser atendidas en el marco de las medidas de inclusión y atención a la diversidad.

Con esta nueva normativa, se posibilitó para este joven la autorización de un programa excepcional de grado básico específico de Agrojardinería y composiciones florales en la IES Algarb. Para ponerlo en marcha, se tramitó un proceso de escolarización ajustado a la ejecución excepcional de este programa, contando con un especialista de pedagogía terapéutica que acompañará constantemente al alumno.

La lucha de esta familia para que Pablo pudiera cumplir su sueño comenzó hace varios años, llegando incluso a los tribunales ante la constante negativa de Educación de poder matricular al joven en la FP de Jardinería.