Una imagen de archivo de un hombre conduciento un patienete eléctrico.

La Policía Local de Ibiza ha interpuesto 32 denuncias a conductores de patinetes eléctricos por incumplimientos en la Ordenanza Municipal de Circulación que regula el uso de Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Las infracciones se detectaron la semana pasada en controles ubicados en distintos puntos del municipio, según ha informado este lunes el Ayuntamiento de Ibiza.

La mayoría de las denuncias han sido por no llevar chaleco reflectante; circular por la acera y no respetar los semáforos en fase roja.

Noticias relacionadas

Los agentes también han inmovilizado a dos VMP por no ajustarse a las características especificadas en el Reglamento General de Vehículos para los vehículos de movilidad personal y otro no poder demostrar su propiedad.