Varios jóvenes disfrutan de una jornada de pesca en el muelle. | ARGUI ESCANDON

Ibiza ha dado la bienvenida a octubre con tiempo estable y subida de las temperaturas, especialmente las máximas. Esta situación hizo que varias personas aprovecharan el caluroso día de ayer, 26 grados de máxima, para acercarse a la playa y darse un baño o salir a pescar por la mañana.

En este sentido, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), este mes ha comenzado con tiempo estable en la isla, pero a mediados de semana, entre el jueves y el viernes, aumentará la probabilidad de precipitaciones.

El último baño

Noticias relacionadas

Muchos vecinos y visitantes aprovecharon la jornada de ayer para darse el último baño de la temporada, antes de la bajada brusca de las temperaturas en la isla.

Sin ir más lejos, la playa de sa Caleta tenía ayer una estampa similar a la que ofrece esta cala en pleno verano: gente dando paseos por la orilla y grupos de personas con traje de baño tumbadas sobre la toalla. En la bahía de Sant Antoni, muchos veleros amarrados en el Club Náutico salieron a navegar aprovechando la subida de temperaturas, mientras varios jóvenes disfrutaban de su jornada de pesca en el muelle. El Passeig de Ses Fonts también se colmó de personas dispuestas a dar un largo paseo junto a la bahía.

En este sentido, la llegada del buen tiempo y las elevadas temperaturas de ayer también jugaron a favor de los bares y terrazas de la isla. Es el caso de los locales de Sant Antoni, que albergaron a varias personas durante toda la jornada. Las altas temperaturas y las vistas privilegiadas a la bahía del municipio hicieron que Sant Antoni viviera una jornada típica de la época estival.