Los mujeres del pueblo, en primer término, portan la imagen de la Virgen en el transcurso de la procesión. | Guillermo Romaní

0

Las fiestas patronales de Sant Ferran cubrieron ayer su jornada más importante con motivo de la onomástica de su patrón.
A las doce de la mañana se celebró la misa solemne en una iglesia que quedó pequeña ante el número de feligreses que se habían reunido, lo que obligó a colocar una carpa ante la puerta del templo para albergar más personas que al menos podían seguir el desarrollo de la misa a través de altavoces.
Concurrida procesión
Posteriormente salió de la iglesia la procesión por las calles de Sant Ferran en la que hubo un nutrido grupo de imágenes y uno mayor de feligreses que se juntaron a ella. Encabezaban la procesión, como es habitual, el presidente del Consell de Formentera, Jaume Ferrer, acompañado por la vicepresidenta Sònia Cardona, lo Bartomeu Escandell y Josep Mayans así como el conseller de la oposición y presidente del PP, José Manuel Alcaraz.
Tras la procesión el tradicional rito del ball pagés a cargo de las collas es Xacoters de Formentera y es Pastorells con la cada vez más numerosa inclusión de chavales muy jóvenes y a continuación el obligado convite a orelletes.Pero la fiesta había comenzado el día anterior, sábado, con la XX edición del Poen de Ajedrez y el Torneo Junior Festes de San Ferran. A las siete de la tarde hubo un concierto de guitarra clásica en la iglesia a cargo de los profesores del Conservatorio Superior de las Illes Balears, Miquel Àngel y Pedro Mateo, un encuentro de poetas con la participación de Iolanda Bonet, Emilio Bou, Jon F.Ferrer, Esteve Portes, Josep Anton Soldevila y María Teresa Ferrer.
Por la noche cantada en el local de la tercera edad de Sant Ferran un encuentro de cantadors y glosadors, en la plaza y a partir de las nueve y media revisión del tango argentino a cargo de Sandra Rehder terminando la velada con el concierto de Stereo Sterona y los DJ's locales con una larga noche electrónica. Para anoche estaba prevista la actuación musical de Lusofonías, el conjunto Chimichurri y el Sindicato del Riff especialistas en versionas clásicos de hoy de siempre.