Las inmobiliarias pitiusas unen fuerzas para regularizar el sector y combatir el intrusismo

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los socios fundadores de la asociación Inmobiliaria, con Mila González en el centro, ayer en la sede de la Pimeef.

Los socios fundadores de la asociación Inmobiliaria, con Mila González en el centro, ayer en la sede de la Pimeef.

06-11-2015 | Arguiñe Escadón

El intrusismo laboral que afecta a multitud de actividades económicas en Eivissa se ha colado de lleno en los últimos años en el sector inmobiliario. Con el fin de defender sus derechos y frenar la competencia desleal se ha constituido dentro de la Pimeef la Asociación Inmobiliarias de Eivissa y Formentera. Sus siete socios fundadores –Milagros González Pereira (presidenta), Robbie Grey (vicepresidente), Graciela Raquel Chofre (secretaria general), Juan José Ribas (tesorero), Josefa Roig, Pascale Dufornier y Eduardo de Bas (vocales)– detallaron ayer los motivos por los que han decidido unir fuerzas para «dignificar» su profesión y «acabar con el ‘todo vale’ que se ha impuesto en la isla de Eivissa».

La nueva asociación que agrupa a las inmobiliarias pitiusas denuncia el aumento de la competencia desleal y del «efecto llamada» que se ha producido especialmente en los dos últimos años. Su presidenta, Milagros González, pidió durante su acto fundacional una regularización del sector así como un aumento de las inspecciones y un régimen sancionador que castigue el intrusismo.

«Desde el portero a la limpiadora, todo el mundo vende o alquila algo. Los consierges y extranjeros de diferentes países que viene en verano están dos meses, hacen su agosto, se meten el dinero en el bolsillo y nunca se les ve más. Es gente que viene de fuera, que hace contactos en el mundo de la noche y que con un móvil y un ordenador hacen el negocio. No sabemos dónde cobran, pero es gente con empresas detrás que vienen a la caza y captura del turista rico. Con esta asociación y las acciones que vamos a emprender también queremos que el consumidor, el cliente, sea vendedor o comprador, quede protegido», explicó la presidenta de la nueva asociación.

Desamparados

González señaló que el sector debe regularse con unos requisitos mínimos y un código ético. Quieren que las empresas dispongan de una sede y un seguro de responsabilidad civil y que se cree un listado con las agencias inmobiliarias legales que hay en las Pitiüses y que cifran en torno a 30 o 40.

La nueva asociación de la Pimeef contará con un sello de garantía que acredite que cumplen con todos los requisitos y garantice su actividad. Piden más inspecciones para combatir la oferta ilegal, aunque recalcan que el número de inspectores que tiene actualmente el Consell d’Eivissa es insuficiente para erradicar el intrusismo. «Es patético, alguien nos tiene que amparar», lamentó Juanjo Ribas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

pepsilla
Hace más de 3 años

Creo que la única forma de combatir a los intrusos, es tener un código ético intachable, y que los posibles clientes comprendan, que hay una diferencia, entre barato, barato, y otro que cobra lo debido sin abusar, ni mirar caras, pero nunca engañando al cliente. La valia de un profesional, o empresa, creo que és por la cantidad de clientes satisfechos, y no por los anuncios que publica.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1