0

Ayer tuvo lugar la VI Mostra Folklòrica Arrels Vives, organizada por Sa Colla de Buscastell, el ayuntamiento de Sant Antoni y el Consell Insular d’Eivissa. El acto se llevó a cabo en la carpa instalada junto al centro social de Buscastell y estaba incluido en el programa de fiestas de Forada. En él participaron, además de Sa Colla de Buscastell, la Asociación de Coros y Danzas San Roque de Siles, de Jaén y la Agrupación Folclórica I’Gara, de Tenerife.

Dicha muestra entraba dentro del programa de intercambios que lleva a cabo Sa Colla de Buscastell con otros grupos folclóricos que todo el país.

El viernes al mediodía llegaba el grupo de Tenerife integrado por 36 personas. Los anfitriones hicieron gala de su hospitalidad y los llevaron primero a comer al merendero de Sa Talaia de Sant Antoni. Después fueron a ver el acuario, para más tarde dar un paseo por la costa.

Ya de noche llegaba el grupo de Jaén, formado por 27 personas, con lo cual se aprovechó para dar una cena de hermandad en el centro social de Buscastell, en la que se degustaron platos como sopa, sofrit pagès, buñuelos y otros productos ibicencos. Después de la cena todos fueron conducidos a sus hoteles ya que al día siguiente (ayer) les esperaba un día de visitas por la isla. Ya por la mañana fueron conducidos a dar un paseo por Dalt Vila donde pudieron admirar las calles y edificios que conforman la ciudad antigua. Ya visitada la ciudad fueron llevados a Cala d’Hort, a ver es Vedrà, y más tarde comieron una paella en Platges de Comte donde todos quedaron admirados por el espectáculo del paisaje y las playas. Como colofón final de estos días, a las siete de la tarde se vestían con sus trajes típicos y daban una muestra de sus bailes y música.

Esta muestra lleva realizándose desde hace 6 años, y este año Sa Colla de Buscastell ha estado en Cantabria y Albacete. En Sant Antoni existen 5 Collas, y en toda Eivissa unas 20. La de Buscastell está formada por 50 personas, síntoma inequívoco de la gran afición existente, y «el ambiente es muy familiar», como aseguró Cristina Ribas, fundadora con su marido de Sa Colla.

Al acto asistió gran cantidad de público que abarrotó una carpa que se quedó pequeña, así como representantes de diferentes formaciones políticas.

Al final de éste la Asociación de Coros y Danzas San Roque de Siles, de Jaén, ofreció una cata de aceite para dar a conocer su tan preciado producto.

l