Reportaje - Los precios vuelven a la normalidad

Las verduras regresan a las cestas

| Eivissa |

Valorar:
preload
En las últimas semanas los calabacines alcanzaron incrementos en su precio en origen en más de un
60%, llegando a comercializarse al público por encima de los cinco euros por cada kilo. Por otra parte, desde mediados del pasado mes de enero hasta estas fechas de febrero el precio de las berenjenas ha sufrido repuntes en su coste para los clientes que se situaron en más de un 101% por cada kilo.

En las últimas semanas los calabacines alcanzaron incrementos en su precio en origen en más de un 60%, llegando a comercializarse al público por encima de los cinco euros por cada kilo. Por otra parte, desde mediados del pasado mes de enero hasta estas fechas de febrero el precio de las berenjenas ha sufrido repuntes en su coste para los clientes que se situaron en más de un 101% por cada kilo.

23-02-2017

La cestas de la compra de los ciudadanos vuelven a cargarse en Ibiza con verduras y hortalizas frescas que pueden adquirirse ya a unos precios que tienden a normalizarse, después de varias semanas consecutivas en las que se ha experimentando un imparable alza en su valor de mercado como consecuencia del mal tiempo.

En el Mercat Nou de Vila, acudimos a los comerciantes de los puestos de frutas y verduras para tantear la situación, ya que son ellos los que ejercen y actúan como el mejor barómetro al que acudir para confirmar esta tendencia a la baja de los precios de las verduras que los va acercando a una cierta normalidad en los costes a los que estamos acostumbrados a comprarlas.

Así lo atestigua, por ejemplo, Cati Roselló, de Verduras Riera, quien aseguró que «en estos momentos la cosa está mucho mejor que hace tan sólo una semana cuando estaban bastante más caras». «Los calabacines, las berenjenas y los puerros, especialmente, han llegado a subir su coste extraordinariamente hasta alcanzar más del doble de su precio habitual. Ahora vuelven a estar a unos 2,80 euros el kilo, mientras que hace unos días no bajaban de los 6 euros», añadió.

La explicación para este desmesurado repunte en los precios de algunas verduras se ha debido, básicamente, según los comerciantes «a que la mayoría de las verduras nos llegan procedentes de la península, donde estuvo haciendo frío y muy mal tiempo de manera muy seguida durante el mes de enero, con lo cual, la producción en los cultivos se vio afectada, al igual que el transporte».

En este sentido, Juan Torres, de Frutas y Verduras Finca Can Lluch, indicó que «día a día se está notando que los precios ya están bajando. Las alcachofas, las judías finas, el calabacín, las berenjenas y los pepinos han sido algunos de los productos que más se han encarecido. Han llegado a incrementarse en más de dos euros por encima de sus precios normales».

Las consecuencias de esta tendencia al alza en el precio de las verduras no se han hecho esperar para algunos de los negocios.

Ante tal situación, Juan Torres afirmó que «entre que los precios han estado subiendo desde las navidades y que, además, se nota que hay mucha menos gente por toda la isla, las ventas aquí en el mercado han bajado mucho porque durante los días de la semana está todo bastante parado. Únicamente de cara a los fines de semana es cuando parece que se produce más movimiento y que los clientes se animan un poco más para venir a comprar».

Precisamente, para sondear y contar también con la opinión de los clientes, nos dirigimos a los usuarios habituales y a los visitantes del Mercat Nou de Vila para saber qué es lo que piensan a este respecto. En el caso de Macu Martín, asidua cliente de los puestos del mercado, nos destacó que «vengo de comprar zanahorias, cebollas, lechuga, aguacates y otras verduras para hacer un hervido. Algunas cosas sí que me parecen que están últimamente bastante más caras, como es el caso de las judías verdes. Pensábamos llevarnos algo para casa, pero al ver el precio que tienen hemos preferido no comprarlas».

Cristine Calvet, visitante de paso por el Mercat, manifestó que «sí es cierto que veo que algunas verduras se venden un poco caras, pero no sé si es lo normal o no. Personalmente, puedo decirte que a mí me resultan mucho más asequibles de pagar estos precios que hay aquí, que los que tienen la mayoría de las verduras frescas allí en Francia».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.