Caso subvenciones Consell d'Eivissa

Los clubes ibicencos dudan que las subvenciones se paguen en dos meses

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los clubes lamentan que el Consell no adelante parte de las subvenciones, como hacen el Govern y los ayuntamientos.

Los clubes lamentan que el Consell no adelante parte de las subvenciones, como hacen el Govern y los ayuntamientos.

13-03-2019

La decisión del Consell d’Eivissa de retirar las competencias de deportes a David Ribas y que las asuma el departamento de Presidència sorprendió ayer al mundo del deporte ibicenco. Los clubes miran los toros desde la barrera, lo hacen con sorpresa y con escepticismo. La maniobra, según explicó el director insular de Esports, Fernando Gómez, obedece a desbloquear el pago de las ayudas ante de las elecciones del 26 de mayo. La deuda supera el millón de euros y la situación está en un punto crítico.

El propio Gómez quiso distinguir entre dos bloques de ayudas. Por un lado estarían las que ya están concedidas y, por el otro, las que aún están pendientes de convocatoria. Con esta diferencia, el director insular aseguró que el objetivo es pagar las primeras, todavía hay partidas de la temporada 2016/17, y sacar la convocatoria de las segundas para dejar todo encarrilado para el siguiente equipo de gobierno.

Los clubes ibicencos estarían encantados de que esta intención pudiese llegar a buen puerto y viesen entrar el dinero en sus arcas antes del mes de mayo. «Ojalá», repiten los directivos de las entidades. Si bien desean que esto se cumpla, dudan mucho que en la práctica se pueda llevar a cabo, y algunos lo ven como una maniobra electoral que intenta desbloquear una situación con las urnas a la vuelta de la esquina y no cuando el problema lo requería.

Joan Marí, del Ushuaïa Vóley, no ocultó sus dudas sobre el posible pago: «Si lo que dicen es verdad, nosotros estamos encantados. No veo cómo lo van a poder hacer con el sistema burocrático actual; no creo que Vicent Torres se vaya a poner a hacer papeleo, y los tiempos para presentar los informes están ahí». En esa misma línea, Marí no dudó en asegurar: «Si lo consiguen perfecto, pero que apunten cómo lo hicieron para el futuro, no sólo para ellos sino para todo el mundo». «Si Torres lo soluciona será un ‘súper presidente’. Eso sí, que diga cómo él pudo hacer en dos meses lo que no se hizo en dos años», precisó.

El directivo del Ushuaïa también lamentó que en el Consell no se hagan las cosas como en el Govern y los ayuntamientos, donde un porcentaje de las ayudas se da por adelantado para facilitar las cosas y luego los clubes lo justifican para poder optar al resto de la subvención: «Si encuentran un camino para hacer eso, creo que es la única forma en la que podrían pagar a tiempo».

Una situación vergonzosa

Uno que no se cree nada de los políticos o se cree muy poco es José Antonio Ferrer. El presidente del Puchi está muy descontento por la forma en la que se actúa con las ayudas públicas y aseguró que intentan «trabajar a año vencido» para que su presupuesto no se resienta con estas demoras. «Ni espero nada, ni me han tranquilizado. Nosotros como club no podemos depender del dinero público porque te la juegas. Tengo un dinero concedido y jugadoras que vienen de fuera; si no me ingresan esa partida que ya está concedida, ¿cómo voy a pagar a las jugadoras?», lamentó.

Ferrer no quiso entrar a valorar si les dará tiempo o no a pagar antes de las municipales. El ‘mandamás’ del Puchi fue muy claro: «Son todos iguales; no importa quién esté en el gobierno, prometen antes de las elecciones y luego para qué». «Me da igual que el presidente coja las funciones ahora. Hemos llegado a un punto que es vergonzoso. Es una auténtica vergüenza que se llegue a este extremo, que la gente haya tenido que poner dinero de su bolsillo para que el deporte ibicenco siga adelante», explotó.

Ferrer aprovechó la ocasión para quejarse de las nuevas formas para solicitar las ayudas: «Te dicen que las bases son más fáciles, pero no es cierto. No hay nada de verdad; lo han complicado todo mucho más».

Ningún tipo de optimismo

En el HC Eivissa no son menos escépticos. Su presidente, Jesús Prieto, se mostró calmado, pero «poco optimista». «Todo lo que se haga por desatascar las subvenciones me parece perfecto», afirmó. Para Prieto esto no es una guerra política y considera que «no hay ni vencedores, ni vencidos. Pierde el deporte y hay que buscar situaciones», aseguró.

Tampoco quiso valorar si el cambio de competencias podrá servir como solución, lo que sí tiene claro es que ve poco tiempo para que se puedan cumplir las promesas del Consell: «Lo veo complicado, la verdad. Ojalá sea verdad, pero yo veo los plazos muy cortos».

«No soy nada optimista con esto», continúo Prieto. «El único bien que se podría hacer es adelantar un parte del dinero, no todo, pero sí una parte que luego haya que justificar, aunque soy pesimista», concluyó el presidente de la entidad naranja.

Un pesimismo que es la nota general en los clubes que esperan ese dinero como agua de mayo. Han pasado tantos meses que los directivos lo ven todo con escepticismo. Ni las palabras de Fernando Gómez, ni la actuación del Consell ha tranquilizado al deporte ibicenco que simplemente espera que todo sea cierto, pero sin querer ilusionarse.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.