Imagen del traslado de uno de los detenidos para ser puesto a disposición judicial en Tarragona.

0

Agentes de la Guardia Civil en el marco de la ‘operación Terracota’ procedió a la desmantelación de una organización dedicada al tráfico ilícito de material de doble uso que pretendía suministrar a la República de Irán maquinaria industrial para la fabricación de misiles. También pretendían pasar información tecnología susceptible de ser empleados en la elaboración de material bélico a través de un complejo entramado empresarial. A los detenidos se les ha imputado los delitos de pertenencia a organización criminal, contrabando de material de doble uso y blanqueo de capitales. La operación se ha saldado con la detención de cuatro personas, tres españoles y un iraní, y con la incautación de dos máquinas de conformado de metales.

Durante la operación se produjeron cuatro registros domiciliarios y en las sedes sociales de las empresas de la red en Tarragona y en Palma, desde donde se llevaban a cabo las actividades ilegales, además de coordinar la participación del resto de las empresas involucradas en la red.

[Más información en Kiosko y Más y en la edición impresa]