11

Trágico suceso en el complejo Spa World de Xianyang de la provincia china de Shaanxi. Un niño de 4 años falleció en una de las piscinas del recinto mientras la madre no dejaba de mirar el teléfono móvil.

Según informa Shanghai Daily, los hechos sucedieron el pasado 3 de enero, cuando una madre acudió al lugar con sus dos hijos, el fallecido y su hermana de 6 años. Al parecer, los pequeños se encontraban jugando en la zona destinada para niños, de poca profundidad y separada de la zona para adultos por un muro, pero el menor fallecido se adentró en la piscina más profunda. En un momento dado, el pequeño comenzó a luchar por no ahogarse mientras la madre, a unos tres o cuatro metros, no apartaba la mirada del teléfono. Una cámara captó lo sucedido.

Poco después la madre, que no encontraba a su hijo, empezó a buscarlo y pidió ayuda al personal del centro. Tras una hora de búsqueda encontraron al niño ahogado. De acuerdo con los medios de comunicación de la zona, la piscina tiene de 30 centímetros a 1,3 metros de profundidad, y el niño se ahogó a 1,1 metros de profundidad.